De gordos, flacos, amplios y estrechos

**Todos contamos con una conformación corporal única que no depende, necesariamente, de lo que comemos.  Hugo TORRES [gallery] APENAS HACE unos días platicaba con mis alumnas de la carrera de estilismo y asesoría de imagen acerca de la antropometría. O lo que es lo mismo la interminable ciencia de medir y medir y medir el cuerpo humano, sus proporciones, estándares, alcances y demás. Los alcances de esta disciplina son increíbles. Todo el cuerpo humano es medible, literalmente, de pies a cabeza. Pero hablábamos en clase sobre la importancia de las mediciones humanas. Parece simple pero en realidad es un asunto bastante completo y complejo. La antropometría nos permite conocer, entre muchas otras cosas, las características generales de la conformación de nuestro cuerpo. Haré aquí tres distinciones fundamentales de constituciones corporales básicas que se me hacen muy interesantes: 1) Constitución corporal esbelta y alargada. Es la forma de estructura de huesos en que dominan las líneas verticales, es decir, son cuerpos con cuellos muy estrechos y alargados; la estructura de su cara también es más larga que ancha; los hombros son muy estrechos y los huesos de las caderas tampoco sobresalen de manera importante. Estas personas parecen más altas, aunque no lo sean, y aún si comieran demás y acumularan grasa, su cuerpo no se ensancharía, solamente tendrían grasa en el abdomen o en las caderas, pero su estructura de huesos sigue siendo estrecha. 2) Constitución corporal mediana. Esta forma de cuerpos tiene un balance más armónico entre sus líneas verticales y horizontales. Es una forma de cuerpo menos acentuada, digamos. Los hombros son más prominentes, el cuello no es tan largo pero si tiene presencia, el rostro es más ovalado y balanceado. Las caderas de estos cuerpos no son tan estrechas, pero tampoco alcanzan la línea de los hombros, son ligeramente más estrechas. Este tipo de constituciones corporales tienden a cambiar mucho si acumulan grasa. Son aquellas chicas que si bajan o suben 3 kilos se nota de inmediato en sus líneas. 3) Constitución corporal robusta. La forma de estos cuerpos suele confundirse con cuerpos obesos o pasados de peso y no es así. La constitución robusta implica una estructura de huesos ancha y gruesa en que prevalecen las líneas horizontales por sobre las verticales. El cuello de estas personas es casi inexistente, su cabeza es más bien redonda, sus hombros son muy amplios y sus caderas también. Pueden contar con sobrepeso o no pero eso no cambiará su constitución ancha. En fin, la idea es que cada uno sepamos que no es tan simple definirnos como gordos o flacos, así nomás. Debemos considerar la naturaleza de nuestro cuerpo antes de hacer un juicio. Escríbanme a lasuertedelosfeos@yahoo.com y sean felices.
  • URL copiada al portapapeles