Viena: En busca de México fuera de aquí

  • URL copiada al portapapeles

A través de mis viajes, siempre busco alguna referencia de México en otros lugares. Encontrar nombres de hoteles de restaurantes en lugares lejanos me hace pensar en que estarían imaginado los que se les ocurrió poner el nombre de Acapulco a un hotel en la lejana Trieste, Italia o el más repetido Hotel México en algunas ciudades aún más lejanas.

Posiblemente un viaje que les dio un motivo para siempre recordar el lugar o una historia que aprendieron y que su mejor manera de hacerla real es darle un nombre que posiblemente no tenga nada que ver con el lugar a donde se instaló.

Viaje a Viena, capital de Austria, con la intención de disfrutar sus palacios, museos e historia y también con las ganas de ver dos referencias con la historia de nuestro país. Desde niño había escuchado que el “Penacho de Moctezuma” se encontraba en un museo austriaco, lo cual me tenía intrigado como había llegado y en qué estado se encontraría. También después de leer en el libro “Noticias del imperio“ de Fernando del Paso, quería conocer el lugar donde estaba enterrado Maximiliano de Habsburgo.

Dos referencias de México en una de las ciudades más bellas y ordenadas que he visitado.

La próxima semana les platicaré más sobre estas dos referencias sobre México en Austria, por ahora pongamos un punto de partida a la visita, el centro histórico de la antigua capital imperial, conocida como la “Innere Stadt” que está rodeada por la “Ringstrasse, un amplio boulevar que está flaqueado por edificios muy grandes del siglo XIX y elegantes cafeterías.

En el centro se encuentra la Catedral de San Esteban y al suroeste del mismo se puede visitar el Palacio de Schöbrunn que fue construido por el Emperador Leopoldo I entre finales del Siglo XVII y principios del XVIII, siendo el palacio principal de la Emperatriz María Teresa.

Viena está llena de música y esta puede disfrutarse en el “Musikverein” y en la casa de ópera “Staatsoper” así como se pueden admirar las maniobras de los caballos Lipizzaner en la célebre Escuela Española de Equitación o escuchar el Coro de los Niños de Viena en la “Hofburgkapelle”

Viena a diferencia de Praga, la otra ciudad imperial, es tranquila y a través de sus calles y parques pueden encontrar la alegría que se obtiene viajando.

 

Viajemos juntos 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles