Las voces de los barrios en Puebla

Tania asegura que esta intervención es importante porque rompe el estigma de la inseguridad

"Los ciudadanos debieran dejar de lado esa idea que existe todavía entre los poblanos de pensar que los barrios son exóticos, diferentes y alejados de la propia realidad, pues generalmente estos sitos tienen un estigma y son estereotipados", esto según la antropóloga Tania Hernández Oseguera, encargada de vinculación del proyecto Arte con Sentido Social de La Rueda, promotora Cultural.

Arte con Sentido Social interviene los muros tanto del mercado como de espacios cercanos, ello a fin de unir el arte urbano y la vida de los barrios del centro de la ciudad.

Historias como la fundación del mercado, la construcción del bachillerato, el jardín de niños; en el que se ve plasmado un par de infantes indígenas como recordatorio de sus primeros pobladores; o la calle donde se concentraban los pulqueros, son algunas de las historias que se cuentan en las imágenes.

¿Cómo reconocer eso a lo que llamamos barrio?

-El hablar de barrio es hablar de un antecedente histórico, el cómo se fue construyendo la periferia de lo que se conocía como la Ciudad de los Ángeles. Antes se veía que en ellos vivía la mano de obra que funcionaba para la Ciudad, aquí encontrábamos un mundo de oficios que eran importantes para que el centro funcione o funcionara.

Creo que es difícil hablar de una Puebla actual y una Puebla antepasada o histórica, aún sigue funcionando en ese mismo rol; o sea, el centro depende de la periferia en cuestión, de mano de obra y este tipo de cosas, además se puede identificar porque todavía podemos encontrar este buscar el bien común.

¿Cuál sería alguna característica que los identifica?

-Los barrios se asemejan mucho a lo que podemos encontrar en las comunidades indígenas, siempre van a actuar por un bien común, y lo vemos reflejado en las dinámicas sociales que se viven, por ejemplo dentro de las vecindades, eso creo que identificaría a un barrio. Hablando de particularidades entre barrios, muchísimas. En La Acocota es el mercado, todo se desenvuelve a partir del comercio, su vida es el mercado y la actividad es en el día; si nos vamos unas calles más arriba encontramos Los Remedios, vemos que las dinámicas sociales cambian porque ahí no hay tanto comercio, las calles son más tranquilas pero ahí hay mucho baile y las fiestas tradicionales son en la noche; en La Luz es bien sabido que se da la producción de alfarería, los hornos de barro, un comercio familiar que tiene que ver con tradiciones de años.

¿Cómo reconocer la identidad de estas zonas que, muy comúnmente se suelen relacionar al crimen la violencia o la inseguridad?

-Es un estigma y estereotipo que tenemos de los Barrios. Creo que todo genera identidad. Ahora hablamos de los barrios porque es en donde podemos encontrar este sector popular. Creo que todavía existe entre los poblanos esta idea de que vemos como exóticos a los barrios porque son como "diferentes" a nosotros, y cuando estás en los barrios dices: "No está tan alejado de mi realidad". Creo que hay que dejar de ver al barrio como exótico, como diferente, a veces hasta como un lugar en el que no ha pasado el tiempo. Si bien puedes encontrar historias coloniales, nos olvidamos de que estamos en un contexto súper capitalista, súper neoliberal en dónde podemos encontrar de todo.

¿Cómo la gente de la zona percibe su realidad?

-El mercado es su vida, es como de "mi casa no es mi casa, mi casa es el mercado", y por eso es importante hacer esta intervención alrededor del mercado; antes se veía un aspecto lúgubre que influía en el estigma que tienen los barrios de inseguridad, pero a partir de estos murales creemos que el sentimiento puede cambiar un poco. El llegar y ver un mural con el que te sientas identificado cambia la perspectiva del lugar en el que estás todo el día.

¿Habría algo que pudiera aprenderse de estos barrios?

-A partir de ciertas actividades, como el rescatar esta memoria colectiva, todos se dan cuenta que tenemos un interés común, es cuando empezamos a ser empáticos con los demás. Y entonces lo que afecta en la calle nos afecta a todos en un espacio público. Es hacer que esa empatía crezca para formar una comunidad donde todos nos cuidemos y nos preocupemos por todos.

¿Qué podría destacarse en este trabajo que hace La Rueda?

-Creo que lo más idóneo sería escuchar lo que pasa en los barrios desde los mismos habitantes. Ahora nosotros funcionamos como mediadores, hablamos de los barrios desde otra perspectiva.

  • URL copiada al portapapeles