Denuncian nuevos casos de corrupción en el Cereso de San Pedro

Señalaron que el personal de seguridad y custodia cobra por permitir el acceso de comida y bebidas embriagantes; hasta por visitas íntimas.

Personas cercanas a los reclusos del Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Pedro Cholula denunciaron una nueva ola de corrupción en el penal.

Aseguraron que el personal de seguridad y custodia está cobrando por todo, desde permitir el acceso de comida y bebidas embriagantes, hasta por visitas íntimas, las cuales están prohibidas en esta época de pandemia, entre otros presuntos actos de corrupción.

Las fuentes consultadas indicaron que los nuevos directivos comenzaron a hacer las cosas bien cuando recién llegaron. Sin embargo, conforme pasó el tiempo, la corrupción volvió a dicho centro penitenciario.

Las visitas íntimas quedaron prohibidas por la pandemia de Covid-19, al igual que visitas de familiares. También se limitó el paso de los abogados de los reclusos. Sin embargo, aseguran que actualmente quien paga 2 mil pesos puede gozar de visita íntima toda la noche, “y si quieren un rapidín (sólo un par de horas) deben pagar 500 pesos”.

Los denunciantes indicaron que ingresar cualquier tipo de alimentos e incluso bebidas embriagantes no es ningún problema, “pues pagando el moche correspondiente esos artículos prohibidos pueden entrar por la puerta grande”.

Añadieron que la noticia de que pronto habrá traslados a otros Ceresos, se usó para para amenazar a los reclusos. A casi todos les dicen que ellos están en la lista de traslado y que si quieren quedarse deben pagar 500 pesos, cantidad qye muchos están entregando.

Aseguraron que después de las 18 horas, cuando se va la directora, el penal se convierte en sede de juegos de azar, en los que incluso participan el personal de seguridad y custodia.

Las fuentes consultadas también indicaron que a finales de agosto hubo un operativo de revisión en dicho penal, en donde algunas de las internas harían sido obligadas a desnudarse completamente. Por esos presuntos abusos, indicaron las fuentes, existen ya cuatro quejas ante Derechos Humanos y Contraloría.

Los informantes desconocen si la actual directora Faviola Sánchez Hernández, procedente de Chiapas, está enterada de todos estos actos de corrupción, pero mencionaron que es prácticamente imposible que de todo esto no esté al tanto de los pormenores el jefe de Seguridad y Custodia, Antonio Silva Ramírez y su coordinador, ambos también procedentes de Chiapas.

Pidieron al gobierno del estado una investigación para acabar con estos probables actos de corrupción que dañan el sistema penitenciario.


  • URL copiada al portapapeles