Deconstrúyete macho: Talleres en Puebla sobre nuevas masculinidades

En Puebla existen diferentes talleres y organizaciones que tienen como principal objetivo fomentar relaciones saludables entre hombres y mujeres.

En la búsqueda de la igualdad de género, identificar actitudes micromachistas con el fin de generar una reflexión, que invite a replantear el comportamiento que los hombres tienen con las mujeres, no es un trabajo sencillo, principalmente porque no todos están dispuestos a hacerlo o aceptarlo.

La construcción de una masculinidad saludable capaz de descubrir nuevas formas de establecer relaciones involucra activamente a los hombres en la consecución de la equidad. La cual tiene como principal objetivo erradicar la discriminación hacia las mujeres y las niñas.

En México, las creencias en torno a la masculinidad siempre han estado relacionadas con la virilidad, la formalidad y el poder, en cambio, para las mujeres siempre se les ha relacionado con la maternidad, belleza y sensibilidad. 

Lee también: Hablemos de maltrato emocional y cómo detenerlo

Esta atribución de características del género opuesto tiene fines despectivos y de discriminación, por eso es importante promover el papel del hombre como actor potencial de cambio, el cual permitirá hacer realidad relaciones igualitarias no violentas entre todos los integrantes de la sociedad.

Una de las formas para hacer la diferencia entre la repetición del ciclo de la violencia o su interrupción es a través de cursos enfocados en la prevención de los diferentes tipos de violencia por razón de género.

Uno de los principales lugares donde se imparten estos talleres, son los Centros de Reinserción Social (Ceresos) de Tlaxcala y Apizaco, esto como parte del programa de reinserción social para las personas privadas de su libertad.

La organización civil “Alas para Crear”, ha sido la encargada de llevar a estos sitios el proyecto. El cual tiene como fin deconstruir estereotipos machitas y violentos que han sido naturalizados tanto en hombres como en mujeres en situación de cárcel.

 

 

 

Otro programa existente es el del Instituto Nacional Electoral llamado “Educando en género” dirigido específicamente a la población penitenciaria masculina. Este se trata de un proceso largo, que dura muchos meses y que además es incómodo y doloroso porque buscan que el hombre reconozca que es violento y después analizan las vivencias que ha tenido y que han contribuido a su forma violenta de pensar y de actuar.

Pero para tomarlos no necesariamente se debe estar en una correccional o contar con una orden judicial, algunos van por voluntad propia. Por ejemplo uno de los lugares en pro de estas actividades es la IBERO Puebla, donde se han ofrecido los talleres: 

Masculinidades en deconstrucción y el cuidado de la casa común, impartido por el académico de Ciencias de la Salud, el Dr. Quetzalcóatl Hernández. Deconstrucción de masculinidades dado por Octavio Contreras Hernández, y Mirando nuestra masculinidad, brindado por el Lic. Daniel Soto Mendoza, los cuales buscan que los participantes reflexionen acerca de las creencias en torno a la masculinidad.

Por otra parte, el grupo Hombres Trabajándose creado por el colectivo Equidad, Bienestar y Salud AC y fundado por el psicólogo José Gabriel Licea Muñoz, brinda talleres con el objetivo de atender a hombres que voluntariamente quieren cambiar una actitud violenta a través de la reeducación de la masculinidad.

Los cursos que se imparten se basan en el modelo del Centro de Capacitación para la Erradicación de la Violencia Intrafamiliar Masculina (CECEVIM), creado por el doctor Antonio Ramírez, de la asociación GENDES, especializada en el trabajo con hombres para la construcción de la igualdad de género y la no violencia.

El proceso de reeducación consiste en tomar tres ciclos donde se trabajan 16 sesiones aproximadamente durante cuatro meses:

Ciclo 1: Se trabaja sobre el reconocimiento de por qué se ejerce violencia hacia la mujer.

Ciclo 2: Se plantean alternativas para ya no ejercer violencia.

Ciclo 3: Se planea la continuidad al cambio rompiendo conductas tradicionales.

Durante las sesiones, lo más importante será la voluntad, pues esta permitirá generar cambios y dependerá exclusivamente de cada participante reconocerse como agresores.

Si quieres contactar al grupo puedes encontrarlos en Facebook como Hombres Trabajándose Puebla o en el correo electrónico hombrestrabajandosepuebla@gmail.com 

 

 

 

Por último, la Secretaría de Igualdad Sustantiva (SIS) brinda capacitaciones y talleres a hombres y funcionarios públicos, en temas de igualdad, prevención de la violencia contra las mujeres, empoderamiento, erradicación de la discriminación, entre otras, y pueden ser consultadas en http://sis.puebla.gob.mx/capacitaciones 

 

 

  • URL copiada al portapapeles