Parteras: conoce a las guardianas de los nacimientos en Puebla

El 5 de mayo se celebra a las mujeres que se dedican a acompañar alumbramientos, conocidas como parteras o matronas.

El 10 de mayo se celebran las maternidades pero el 5 de mayo se celebra a las mujeres que se dedican a acompañar alumbramientos, conocidas como parteras o matronas. Esta profesión va más allá del conocimiento médico o incluso de la tradición. Es una labor de acompañamiento, procuración y protección de la vida, no sólo de los recién nacidos, sino también de las madres. 

En San Sebastián Tepalcatepec, comunidad de San Pedro Cholula, se encuentra el Centro de Nacimientos Metzonalli, donde a lo largo de 15 años, María Minerva Ixehuatl Sandoval se ha encargado de acompañar a muchas mujeres embarazadas durante el periodo de gestación y hasta el momento de dar a luz.

Minerva Ixehuatl tiene 54 años y desde hace tres décadas se dedica a la partería. Viene de una familia en la que ella pertenece a la tercera generación de parteras, pues su madre y abuela también dedicaron su vida a ello. 

A pesar de eso, Minerva confiesa que inicialmente ser partera no era algo que le llamara la atención, sin embargo, el compromiso que tenía su madre y su abuela la inspiraron, y con el tiempo ser partera también fue la manera en que Minerva brinda su ayuda y apoyo a su comunidad y a la sociedad, ya que también atiende mujeres de muchas otras partes del país y no sólo de Cholula o Puebla. 

"No tuve la oportunidad de conocer a mi abuela pues ella falleció cuando tenía 5 años, a pesar de ello siento que su espíritu está en mi y ella es quien me da la sabiduría para realizar mi trabajo" expresó.

Un camino donde se suman otras mujeres

Cuando Minerva decidió dedicarse a la partería ella ya tenía formación como trabajadora social, y tuvo la idea de hacer las cosas de una manera distinta a la usual en su familia. Así nació la idea de tener un centro de nacimientos, un lugar adecuado y exclusivo para las madres, algo que rompía con la costumbre de atender a las mujeres en la casa de las parteras, en cuartos que acoplaban cada ocasión.

Respecto a la formación, Minerva ha tomado capacitaciones desde 1993 con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y ha recibido certificados emitidos por la Secretaría de Salud, incluido uno para realizar partos bajo el agua, que obtuvo en 2010.

Durante su carrera como partera, Minerva ha tenido varias aprendices, entre ellas Lilia García Landa, quien la acompaña actualmente. Se conocieron en un curso para doulas, mujeres que apoyan a otras durante el embarazo y en el momento del parto. Tiempo después, Lilia decidió aprender a ayudar a dar a luz y se convirtió en aprendiz de Minerva.

Antes, Lilia impartía cursos de preparación perinatal. Un día, comenzó a ver documentales sobre diferentes parteras, y uno en particular llamado "La última partera", que cuenta la historia de una mujer de 92 años originaria de Yucatán, la hizo enamorarse de la partería. Este documental la inspiró y le recordó la importancia de que toda mujer tenga derecho a recibir una buena atención durante el parto. Así fue como Lilia se unió a Minerva para crear un dúo con conocimientos ancestrales, para tratar a la mujer como la protagonista del parto.

A pesar de que algunas mujeres han perdido la confianza en la partería y deciden acudir a un hospital para ser atendidas, esta sigue siendo una buena opción. Los métodos utilizados en la medicina tradicional son totalmente naturales, y las parteras procuran que las mujeres que se encuentran vulnerables ante el dolor de parir se sientan seguras y en confianza para tener una gran experiencia al recibir a sus hijas o hijos.

Dar a luz bajo el cuidado de una partera tiene muchas ventajas. Si la paciente goza de buena salud, puede ser atendida de manera personalizada, con mayores cuidados que los que normalmente se ofrecen en un hospital. Todo se hace de manera natural, lo que permite que las futuras mamás se sientan seguras y tranquilas, así como sus bebés.

El amor por su trabajo y el reconocimiento de las mujeres que han acudido a su centro de nacimientos hacen que Minerva y Lilia disfruten su labor y sigan preparándose para continuar brindando ayuda a futuras madres.

Si planeas recibir a tu bebé de esta manera o buscas más información, puedes visitar la página de Facebook del Centro de Nacimientos Metzonalli.

  • URL copiada al portapapeles