Ni gallos ni felinos

** Con un paupérrimo planteamiento futbolístico, ninguno equipo logró anotar un gol Marcador: Gallos Blancos 0-0 Tigres Agencias MÉXICO, DF.- La agresividad de Ricardo Ferretti en los días previos al duelo frente a Querétaro contrastó con el defensivo y paupérrimo planteamiento futbolístico que exhibió en La Corregidora para llevarse el 0-0 con el que los Tigres ponen un pie en la Final, aunque no esté nada definido. Medroso y precavido cuando menos, el Tuca se dio el lujo de colocar a un creativo como Danilinho no solo a hacer labores de sacrificio, sino hasta defender y marcar al Jagger Martínez cuando la lógica futbolística dictaría lo contrario, en una decisión que describe las intenciones del timonel brasileño y la pobreza futbolística del encuentro. Los emplumados en su papel y apelando al corazón como su mejor arma, dieron muestras de talento al fabricar opciones de gol con el Bofo Bautista como su mejor hombre, pero con un errático y hasta desesperado Carlos Bueno, quien no se encontró con su fiel compañero, el gol. En los primeros minutos Querétaro apretó bien y metió en predicamentos a la zaga visitante, aunque el equipo de Ferretti salió bien librado y se dedicó a dormir la pelota y a tratar de sobrellevar las acciones del juego. Entonces apareció un relampagueante ataque queretano sin consecuencias. Primero un pase de 40 metros de Amaury Ponce al que no llegó Carlos Bueno prácticamente para firmar el primero y después tras un cobro de falta por el sector derecho Bofo Bautista apareció para rematar y mandar la pelota al fondo de las redes, aunque el asistente señaló un apretado fuera de lugar que ahogó el grito de gol en las tribunas de La Corregidora. Gallos Blancos mantuvo la tónica en la que dominaba las acciones del encuentro y a los 33' Emilio López llegó a línea de fondo dentro del área para centrar a un Carlos Bueno que ya saboreaba el remate, pero que fue bien anticipado por un salvador Hugo Ayala que mandó la pelota a tiro de esquina, devolviéndole la tranquilidad a Ricardo Ferretti. Ya para terminar el primer tiempo, el Bofo volvió a recibir en el área y sacó un disparo que pasó zumbando el poste derecho de palos, para luego, en un contragolpe, tener la oportunidad de marcar, pero Bueno perdió un tiempo y permitió la llegada de la zaga que evitó el tanto. La segunda mitad se convirtió en una calca. El triste planteamiento de Ferretti no cambió en nada y apostó por mantener el cero atrás, dejando toda iniciativa sobre el equipo de Cardozo que parecía peleado con el gol. Al final, el Tuca modificó a línea de cinco, metió a Jiménez en la contención y a Danilinho como lateral volante, cerró el juego y prácticamente lo sentenció.
  • URL copiada al portapapeles