Tigres vence a domicilio

** Derrota como visitante a Santos Laguna en Torreón, en el partido de ida de la final del Torneo Apertura 2011 Marcador: Santos 0-1 Tigres Agencias TORREÓN, Coah.- Tigres fue mejor, supo acomodarse a las circunstancias del juego y aprovechó para ganar por la mínima en la propia casa de los Guerreros del Santos Laguna, que ahora tendrán que hacer una verdadera hazaña para coronarse campeón. El solitario gol de Damián Álvarez y una estricta expulsión a Juan Pablo Rodríguez terminaron por darle rumbo definitivo a un encuentro que tuvo de todo un poco, pero del que los universitarios salieron bien librados. La primer sorpresa vino desde la banca de Santos Laguna, ya que el Hachita Daniel Ludueña no salió ni siquiera a la banca debido a un esguince en el tobillo derecho. Su lugar fue ocupado por José María Cárdenas. Christian Suárez se acomodó por la derecha para dejar como atacantes a Carlos Darwin Quintero y Oribe Peralta. La final arrancó como debe ser un partido de esta índole, movida y con un buen ritmo de juego en el que Santos Laguna tuvo, en mayor parte, el dominio de las acciones tratando de anotar para abrir el marcador primero para obligar a los Tigres a reacomodarse. Pero la fortuna sonrió para el otro lado; prácticamente en su primer jugada ofensiva, Héctor Mancilla mandó gran pase a Damián Álvarez, quien entró por la banda derecha, se quitó a Iván Estrada y fusiló al portero Oswaldo Sánchez para poner el primero gol del partido apenas a los 7 minutos. Con el juego en sus manos, los regiomontanos se asentaron aún mejor sobre la cancha, se hicieron del balón y volvieron a meter en aprietos a Oswaldo; ahora el turno fue para Carlos Salcido, quien sacó balazo de pierna zurda al rincón, justo a donde el meta alcanzó a desviar a una mano. Al minuto 24, el árbitro expulsó a Juan Pablo Rodríguez, mediocampista lagunero. La recta final fue trepidante, debido en gran parte a que los Guerreros tuvieron un importante levantón anímico, el cuál sirvió para comprometer a Palos, pero este supo mantener su arco imbatido por 585 minutos consecutivos. Todo queda entonces, para decidirse en el Volcán, juego al que los de “Tuca” llegan con una clara ventaja.
  • URL copiada al portapapeles