Llevan futbolistas su fe a las canchas

El entrenamiento, virtuosismo y empeño en el césped no es lo único para alcanzar el triunfo; astros del balompié también recurren a su religión para ganar Redacción El deporte más popular del mundo genera cientos de ilusiones entre la afición, sentimientos que entre la derrota y la victoria chocan y hacen derramar hasta lágrimas. Como parte de esta disciplina, los astros del futbol previenen una victoria no sólo con los arduos entrenamientos, sino que se refugian en algo más allá de lo tangible: su fe. Por este motivo, antes de ingresar a las canchas algunos de ellos realizan ciertas señas religiosas, otros portan una playera con imágenes de santos y otros más agradecen la victoria alcanzada al finalizar el encuentro. Por lo anterior, estos son algunos casos del balompié que además de sus habilidades en el campo dieron a conocer la fe que profesaban. Javier Chicharito Hernández Sin lugar a dudas es uno de los casos más populares de México e incluso en Europa. El delantero del Real Madrid emergió del Guadalajara en México, y desde su debut antes de ingresar a las canchas se arrodillaba y rezaba. Sin embargo, este tipo de prácticas estuvo a punto de traerle consecuencias negativas, pues cuando jugaba para el Manchester United y el equipo se enfrentaría al Glasgow Rangers en la Champions League, en los camerinos le sugirieron que el acto católico no era adecuado realizarlo en el estadio Ibrox por los problemas religiosos que conllevaría, debido a que el equipo escocés es apegado a los protestantes. Adolfo Ríos El exportero del cuadro azulcrema es de ferviente devoción cristiana. Tan grande es su fe en dicha religión que fue apodado El Arquero de Cristo, debido a que simulaba la posición de Jesús en la cruz para detener los disparos de los delanteros. Marco Antonio Rodríguez El polémico árbitro mexicano tuvo varias veces los reflectores sobre él, pues varias de sus acciones eran señaladas por los medios y atletas. Una de esas fue su declaración abierta al cristianismo, lo cual lo llenaba de orgullo. Francisco Kikín Fonseca El exjugador de equipos como el Monterrey, cruz Azul y exseleccionado nacional portaba debajo de la casaca del equipo una playera con la imagen de la Virgen de Guadalupe. Al anotar un gol, mostraba el ícono a la afición y lo besaba. Ronaldo La leyenda brasileña siempre declaró ser admirador del Papa Juan Pablo II. A tal grado llegó su admiración que cuando lo conoció en persona en 1998, cuando era jugador del Inter, le temblaron las piernas. Radamel Falcao El astro colombiano no sólo es de los mejores jugadores en el mundo sino también un ferviente cristiano y cada uno de sus goles lo agradece a Dios ante la mirada de los espectadores. Iglesia Maradoniana Es de muchos conocidos el grado de popularidad de Diego Armando Maradona, pues incluso algunos de sus admiradores en 1998 crearon una parodia de la Iglesia pero con el enfoque de idolatrar a El Pelusa como su dios supremo.
  • URL copiada al portapapeles