Arturo Hernández Davy, listo para afrontar con optimismo y trabajo el reto de la Nueva Normalidad

Tras cinco meses de inactividad por la pandemia, Hernández Davy está listo para afrontar la Nueva Normalidad y reactivar la economía del sector de servicios.

Arturo Hernández Davy es un empresario poblano con más de 7 años de experiencia en la realización de eventos y atención al cliente. A sus 47 años de edad, es dueño del salón de eventos Tarantela y ha sido socio de restaurantes como la tradicional taquería “Bagdad”.

Consciente de la importancia de reactivar la economía en el sector de servicios en el estado, deberá enfrentar con “optimismo y trabajo” el reto que representa la Nueva Normalidad para hacer que los comensales y turistas regresen a los establecimientos que hasta mediados de marzo operaban en número verdes.

Durante más de cinco meses este sector fue el más castigado. Ahora, con el regreso parcial a las actividades, la fórmula para que Hernández David saque adelante sus negocios y mantenga activa la fuente de trabajo de más de 100 personas, es a través de la implementación de promociones atractivas, garantizar la máxima higiene en los espacios, tener formas de pago más flexibles, una oferta gastronómica enriquecida y la capacidad de adaptarse ante las circunstancias adversas.

El empresario amante del pozole, las chalupas y el mole poblano tiene una visión muy clara: el combate al desempleo será una de las asignaturas pendientes durante 2021, pues con la inactividad en el sector, miles de personas perdieron sus empleos y será la respuesta de los empresarios y su resiliencia, así como las alianzas, la pauta para lograr la recuperación económica.

 

En busca de alternativas

El reto más grande que percibe Hernández Davy es dentro de la industria de servicios, ya que los empresarios deberán reducir costos sin comprometer la calidad de sus productos y servicios, incluso cambiar de giro –como lo hicieron algunos negocios de la Ciudad de México–, vincularse con otras empresas y considerar al trueque como una alternativa.

Destacó que otro aspecto importante para lograr la recuperación será transmitirle al cliente la seguridad de que su visita no representa ningún riesgo para su salud, por el contrario, se llevará una grata experiencia por recibir un servicio de gran calidad a costos razonables.

Debido a su espíritu emprendedor, Hernández Davy no descarta que Tarantela, el jardín de eventos que fundó hace 7 años, al contar con amplias instalaciones, espacio al aire libre y una espléndida palapa de 500 metros cuadrados, se convierta en un gran restaurante, como apuesta para que la gente retome la confianza para disfrutar nuevamente de sus reuniones sociales.


Por lo pronto, Ahumados Cuetzalan, en asociación con el empresario Javier Mora, ya se alista para abrir sus puertas y ofrecer a los comensales jabalí, lechón, cabrito, venado, codorniz y tasajo asados al carbón.

El uso de redes sociales para difundir la oferta de productos y promociones, así como el uso de servicios de delivery (entrega a domicilio) son otras alternativas que ayudaran a paliar los efectos negativos de la pandemia.

Optimista y persistente, a Arturo Hernández no se le cierran las puertas, por lo que se dice listo para afrontar la Nueva Normalidad con determinación y estrategia, pero también con sentido de responsabilidad y amor por mantener su patrimonio y reactivar la economía de su estado.


  • URL copiada al portapapeles