Tristemente célebre Día de la Mujer. [LA SUERTE DE LOS FEOS]

**Nomás no encuentro el motivo para celebrar este día Hugo TORRES LOS MEDIOS de comunicación y redes sociales no se cansaron la semana pasada de hacer bulla en torno a la celebración del Día Internacional de la Mujer. Un día que, por razones desconocidas para mí, se estableció el 8 de marzo. El asunto aquí es dejar bien claro que no estoy ni tantito de acuerdo con que exista un día de la mujer, de la madre, del ingeniero, del maestro o de lo que sea. Me parece que asignar un día oficial a algo o alguien es como tener un poco de conmiseración con ese algo como para vernos en la necesidad de otorgarle un día especial. Es como decir –Bueno, está bien, sólo porque te has portado bien te voy a regalar un ratito de mi tiempo-. Creo que eso no funciona ni con los niños más inquietos y desobedientes. Por favor, el hecho de otorgar un día a la mujer significa que el resto de los 365 días del año, se elimina por añadidura el reconocimiento a las mismas. Es obvio. Y no me salgan como una gran amiga que escribió en mi muro de Facebook ese día, después de mis quejas ácidas: “Pero es sólo una conmemoración, no significa más nada”. ¡Naaa! Es lo mismo. El hecho de que haya un día de la madre, nos pone a los hijos y padres en una posición bien cómoda. Nomás hay que ser buenos, considerados, lindos, amables y tiernos un día del año, ¡está de lujo! El Día Internacional de la Mujer, seguramente fue establecido por hombres para dar un pivote de liberación de presión al sometimiento cotidiano de la mujer. Como lo han sido los movimientos feministas tristemente acogidos por los hombres o las instituciones machistas de nuestro mundo, que sólo dan coba a la liberación de ciertos aspectos de la vida femenina pero aseguran el control de las mismas. Bueno, bueno. Me ofusqué. Nuestra columna es sobre belleza y ahora tengo menos líneas para hablar de ello, pero es que en verdad me indigna la forma en que tontamente nos manejan los gobiernos a través de sus primeras damas, la televisión, los periódicos, los sitios web de noticias y demás distractores en temas como este. Señoras, señoritas y niñas, ustedes no necesitan que este mundo construido por hombres les reconozca ni un día, ni nada, ustedes son y serán mujeres por sí mismas, no por el reconocimiento de los hombres. Ustedes son lo que ustedes mismas quieran ser y se entenderán como ustedes quieran entenderse, no necesitan ni la definición ni la celebración por parte de los hombres. Yo les propongo que mejor se apliquen a ocupar cada vez más puestos directivos, gobiernos, gerencias, cargos de alta responsabilidad y por el bien de todos y todas traten de rediseñar este mundo desde su perspectiva, belleza, inteligencia y sensibilidad. Ya vimos que el mundo machín nomás no funciona y nos lleva a la autodestrucción, venga su alternativa. Escríbanme mujeres conmemoradas para darme su opinión a ceabelleza@gmail.com y seguimos en contacto. Estrenamos Facebook, búscanos como La suerte de los feos.
  • URL copiada al portapapeles