Protege tu vista

Recuerda quitarte tus anteojos al momento de regresar a casa para limpiarlos con un paño con desinfectante

Sabemos que para salir de esta crisis es muy importante seguir al pie de la letra todas las recomendaciones de salud que nos comunican los expertos, adicional a esto, no basta solo con lavarnos las manos, usar tapabocas y no tocarse la cara. El COVID-19 mejor conocido como Coronavirus puede entrar por los ojos, contagiarte y causar conjuntivitis por contacto directo o por medio de objetos contaminados, por lo que especialistas en salud visual recomiendan el uso de lentes tanto en interior como en exterior, como medida de precaución.

La mejor opción

Una buena opción son los lentes fotocromáticos, ya que se encargan de protegerte de los rayos UVA, UVB y de la luz azul nociva que causan los dispositivos electrónicos, así como de los rayos solares. Asimismo, te ayudarán a prevenir un contagio, ya que evitarán que las gotitas de saliva que las personas expulsan al hablar, toser, cantar o estornudar lleguen a tus ojos.

También lee: Realiza tus exámenes preventivos antes de que sea tarde

¿Por qué elegir este tipo de lentes?

Los lentes fotocromáticos, se adaptan a los cambios de iluminación, se oscurecen en exteriores y vuelven a aclararse en interiores, lo que te ayudará a estar protegido en tu casa, oficina o en la calle sin necesidad de quitarte o cambiarte de gafas. Te serán funcionales en esta época con las medidas de protección que las autoridades han recomendado como el trabajar desde casa, no mandar a los niños al colegio y salir solo para hacer cosas muy necesarias.

Ventajas

La tecnología que maneja este tipo de lentes te ayudará a proteger tus ojos de los Rayos UV, deslumbramiento, fatiga ocular y de posibles contagios sin dejar a un lado el estilo.

¿Cómo saber si te has infectado?

La conjuntivitis puede aparecer entre el día dos y hasta 14 días después de ser contagiado, debido a esto, es importante estar al pendiente de cualquier cambio en nuestra salud. Ya que si presentas alguno de estos síntomas oculares como: lagrimeo, inflamación de la conjuntiva ocular, enrojecimiento, disminución de la visión, sensibilidad a la luz, sensación de tener basuritas dentro del ojo y comezón o ardor ocular, sumándolo a síntomas de un “resfriado” común o no, debes acudir con el especialista, de preferencia un optometrista u oftalmólogo, quien te recomendará la mejor opción para cuidar tu salud.

  • URL copiada al portapapeles