Tips para aliviar el estreñimiento infantil

Ayuda a tu pequeño con estos remedios caseros

¿Sabías que el estreñimiento es un problema muy común en los bebés? Este trastorno se debe a que los movimientos del intestino y la relajación del esfínter todavía no ha madurado lo suficiente. Comúnmente se presenta al introducir la alimentación complementaria. Si a tu pequeño le sucede esto te daremos algunos consejos para ayudarle a evacuar correctamente. No olvides que en cuestiones de alimentos todo debe ser consultado con su pediatra.

Realízale un masaje

Puedes hacer masajes en el vientre del niño con movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj. Esto, además, le aliviará si el estreñimiento se acompaña de dolor de barriga.

¿Qué debe consumir?

Se recomienda que beba un vaso de agua tibia antes de su primera comida y después darle al niño un desayuno que incluya cereales integrales y fruta fresca. También puedes incluir en su dieta el zumo de dos naranjas antes de tomar su desayuno habitual. Las frutas que pueden ayudarle a aliviar el estreñimiento tomadas a primera hora de la mañana son las frambuesas, uvas, peras, ciruelas o el kiwi.

También lee: Ejercicios de estimulación para bebés

Ejercítalo

La dieta por sí misma no hace milagros, por ello es muy importante asegurarse que el niño realiza ejercicio físico todos los días y que su dieta diaria sea rica en verduras y fibra. Puedes ayudarle a ejecutar estiramientos o entrenamientos de estimulación para mantenerlo activo.

Debe tomar agua

Aumenta la cantidad de agua, preferiblemente mineral, que el niño bebé al día. Pregunta a su pediatra las cantidades necesarias para evitar cualquier inconveniente.

Enséñale una rutina

Educar al niño a tener la rutina de ir al baño. Puedes comenzar sentándolo un rato en el orinal o váter e indicarle la postura correcta que debe adoptar. Hay que recordarle que debe ir siempre que sienta ganas y no seguir jugando o realizando cualquier otra tarea.

En caso de que el niño no consiga ir al baño por sí mismo, convendría visitar al pediatra quien podría recetar algún laxante para ayudarle en momentos puntuales. Sin embargo, a la larga pueden hacer que el intestino se vuelva perezoso, por lo que lo más recomendable es acostumbrar al niño a evacuar por sí mismo.

  • URL copiada al portapapeles