Cuatro desmaquillantes caseros para ojos

Estas opciones ayudaran a tu rostro y a tu bolsillo

Hoy en día el maquillaje es algo imprescindible para las mujeres, lo que muchas no saben es que este actúa como una barrera para la piel, donde se acumulan diferentes productos, así como células muertas y contaminación. Por ello es sumamente importante quitarlo antes de dormir de esta manera se oxigenará la piel. Aquí te damos cuatro opciones para quitarte el maquillaje que pueden crear en casa y que además cuidaran tu piel.

Manzanilla y aceite de oliva

Esta opción es muy popular para desmaquillar los ojos. La manzanilla es un excelente ingrediente para cuidar los ojos sensibles y reduce la inflamación e hinchazón de bolsas y ojeras. Solo tienes que preparar una infusión de manzanilla y dejar enfriar. Luego, empapar un algodón y añadir unas gotitas de aceite de oliva y está listo para aplicar.

Aceite de jojoba

Otro ingrediente natural que puedes utilizar como desmaquillante de ojos es el aceite de jojoba, estupendo para retirar todo el maquillaje sin dejar restos. Este además aporta un extra de suavidad y elasticidad a la zona del contorno de ojos. Para usarlo, mezcla una cucharada de aceite de jojoba con dos de agua y empapa un algodón con la mezcla para desmaquillarte. Verás como tu piel empieza a estar más suave y protegida.

También lee: Mascarillas para reducir las ojeras

Aceite de almendras

El aceite de almendras es uno de los favoritos en el mundo de la cosmética y, es que, debido a sus magníficas propiedades hidratantes, es una alternativa natural muy eficaz para la piel y también para desmaquillar los ojos sensibles. Solo tienes que pasar un algodón con unas gotitas de aceite de almendras directamente sobre los ojos o mézclalo, si lo prefieres, con un poco de aceite de ricino, ideal para fortalecer y alargar tus pestañas.

Leche cruda

La leche cruda es aquella que no ha sido pasteurizada ni ha pasado por ningún proceso químico. Este tipo de leche contiene propiedades limpiadoras y puede ser muy útil para desmaquillar los ojos. Si quieres probarlo solo tienes que empapar un algodón con leche cruda y quitar toda la pintura con movimientos suaves. Es importante que, al terminar, enjuagues bien toda la zona para que no quede ningún residuo. 

  • URL copiada al portapapeles