Artículos para bebé que son peligrosos

Pueden parecer atractivos, pero se debe tener mucha precaución al utilizarlos.

Los padres siempre buscarán darle lo mejor a su familia, en especial a sus hijos, desde ropa, hasta objetos para el uso diario. Pero resulta ser que, cuando se tiene a un bebé se debería ser más metódico a la hora de elegir los artículos que se llevarán a casa, ya que muchos de ellos puedes ser peligrosos para un recién nacido o que todavía no rebasa el año. No significa que no deban utilizarse, pero sí debe tener un cuidado especial, por eso te dejamos un listado con los objetos que pueden ser riesgosos para tu hijo. 

 

Cunas con barandal plegable 

 

Este es uno de los objetos que más optan los padres por comprarle a los bebés, sin embargo, pueden ser muy peligrosas porque los niños corren el riesgo de ahorcarse y sufrir caídas por su poca estabilidad. De hecho, en Estados Unidos han sido prohibidas por las cosas malas que traen consigo, pero en México se siguen produciendo. Por ello es mejor optar por las cunas con barandales fijos. 

 

Almohadas o protectores de cuna 

 

A pesar de que se desconocen los motivos de la famosa muerte de cuna en los bebés aparentemente sanos, se cree que uno de los detonantes de esto, son las almohadas o los protectores de cuna ya que pueden obstruir a la respiración del niño cuando aún es muy pequeño y éste no puede girarse por sí solo. Lo ideal es solamente utilizar una cobija y abrigar con suéteres y calcetines.

 

También lee: ¿Cómo fomentar la responsabilidad en niños?

 

Andaderas

 

Este es uno de los artefactos más peligrosos que los niños pueden usar y que en Estados Unidos ya están dejando de producir debido a las consecuencias. Los niños que empiezan a usar andaderas corren el riesgo de sufrir lesiones por caídas, subirse para alcanzar objetos peligrosos, además de que el niño anda de puntas y por lo mismo, trabaja partes de su cuerpo que no están listos aún, provocando un retraso en el desarrollo motriz.

 

Asientos para baño

 

Aunque pueden resultar muy útiles cuando el padre está en todo momento vigilando al menos, sin embargo, si se deja sentado para que el tutor haga otras cosas por aparte, el niño puede sufrir lesiones o en dado caso, la muerte. El peso del asiento y la inquietud de los niños por moverse, puede provocar que se volteen y se ahoguen.

 

  • URL copiada al portapapeles