Tipos de papel tapiz

Es una excelente alternativa para decorar, ya que permite que sean muy fáciles de instalar y desinstalar.

La industria del diseño de interiores cada vez tiene más innovaciones que ayudan a darle un toque especial a nuestros espacios. Un clásico que se consideraba pasado de moda, pero de nuevo esta en tendencia es el papel tapiz. Se trata de un revestimiento que ofrece muchas posibilidades decorativas, existen un sinfín de opciones que hacen que sea mucho más llamativo tapizar una pared que pintarla o colocarle algún otro recubrimiento. Por ello te presentamos los tipos de papel tapiz más comunes para que puedas elegir el que más te convenga.

Papel básico o normal

Este tapiz se compone únicamente de papel y es el ideal cuando te gusta renovar la decoración con frecuencia ya que suele durar aproximadamente dos años. Es recomendable para tapizar muebles y su calidad va en función de su grosor, cuanto más grueso sea más durará. Si eliges un papel ligero y lo colocas en la pared puedes reforzarlo con una capa de polivilino para endurecerlo y además sea lavable. Debes elegir papeles que sean resistentes a la luz, de lo contrario se amarillearán y se estropearán más pronto.

Papel vinílico

Está hecho con una capa fuerte de vinilo, lo que lo hace muy resistente al calor, la humedad, las manchas, el vapor y las grasas. Es el más recomendable para las cocinas y cuartos de baño. Si lo cuidas de la manera correcta puede durar hasta 10 años.

También lee: Tips para elegir el papel tapiz

Estucado vinílico

Perfecto para los dormitorios gracias a sus estampados y la capa vinílica que tiene. Su composición es similar a la del papel vinílico, pero es mucho más fuerte, resistente y duradero. Lo mejor es elegir los que son de textura porosa para que cuando los laves no retengan la humedad.

Espumante vinílico

Tiene la misma composición y características que el estucado, pero con un acabado que imita la pintura al óleo. Puedes encontrar diseños realmente bonitos como temple picado, gotelé o pastas rayadas.

Papel japonés

Su acabado es un fino trenzado similar al de las canastas. Ideal para tapizar las paredes ya que sus tonos son neutros. Es el más resistente y duradero de todos los papeles y si lo cuidas bien puede durarte toda la vida. Solo será necesario que lo limpies con un trapo con agua o japón o pasarle la aspiradora para que no se acumule el polvo.

Papel de tela

Están hechos en un soporte de papel que va cubierto con una capa de textil y su duración, calidad y resistencia dependerá de la tela que se utilice. Algunos tienen una capa de espuma entre el papel y la tela, lo que los convierte en aislantes del ruido y la humedad y son ideales para habitaciones frías.

Papel de corcho

Es una fina lámina de corcho que se adhiere al papel y que gracias a su porosidad es muy resistente a la humedad así que puede durar muchos años.

  • URL copiada al portapapeles