Contrastes

  • URL copiada al portapapeles


10 Nov 2011

TSJ libera a asesinos

 Carlos Gómez

David López Muñoz, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Puebla, debe explicar urgentemente y sin mentiras qué ocurre en el Juzgado Penal de Cholula en donde han liberado a dos homicidas y al matataxistas.

Son tres casos de junior´s que alcanzaron la libertad de forma increíble.

Y curiosamente los tres están relacionados con el juez Francisco Javier Martínez Castillo.

No hay que olvidar que Luis Eduardo García García, mejor conocido como el junior de la Hummer, logró su libertad cuando la sentencia dictada por el juez Martínez Castillo le permitió conmutar la pena.

El hijo del líder de electricistas en Córdoba, Víctor García Trujeque, no pasó mucho tiempo en la cárcel por el homicidio de la profesora Cristina Pérez Romano.

Luego, al juez Martínez Castillo también le tocó juzgar el caso de otro junior. Se trató de Juan Manuel Olea Salmerón, estudiante de la IBERO quien el 10 de abril de 2010 provocó la muerte de tres jovencitas.

Este junior tuvo la fortuna de que jamás pisó la cárcel porque todo el proceso se la pasó hospitalizado y cuando el juez de Cholula le dictó sentencia curiosamente se repitió el caso de Luis Eduardo García y le alcanzó para permutar la condena.

¿Coincidencia?

Por supuesto que no.

En el comunicado oficial emitido ayer por la Procuraduría General de Justicia del Estado sobre el caso del matataxistas se repitió la misma historia: “Cabe subrayar que de septiembre de 2010 a julio del presente año, Marco del Callejo Pérez Salazar o Juan Carlos Fuentes García estuvo recluido en el Cereso de Cholula bajo cargos por robo de vehículo y privación ilegal de la libertad, también en agravio de un trabajador del volante. Tras 10 meses de prisión este sujeto quedó en libertad luego de que la autoridad judicial le concedió que la pena fuera conmutada, todo esto dentro del proceso penal 314/2010 del juzgado de Cholula”.

Marco del Callejo Pérez Salazar o Juan Carlos Fuentes García es hijo de un notario de Puebla y también alcanzó su libertad por la sentencia del juez Martínez Castillo.

David López Muñoz y el propio juez Francisco Javier Martínez Castillo deben dar explicaciones para entender por qué dejaron libres a Luis Eduardo García García, Juan Manuel Olea Salmerón y a Marco del Callejo Pérez Salazar o Juan Carlos Fuentes García.

Obviamente el prestigio de la impartición de la justicia en Puebla está por el suelo.

Pero con estos tres casos de beneficios de libertad a los junior´s asesinos simplemente se termina cualquier confianza hacia el TSJ.

La justicia en Puebla tiene precio.

** ** **

gomezcarlos79@gmail.com

http://twitter.com/gomezcarlos79

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles