Contrastes

  • URL copiada al portapapeles


06 Feb 2012
La derrota del PAN Carlos Gómez Los militantes del Partido Acción Nacional (PAN) siguen sin darse cuenta que el poder es un cáncer para los partidos políticos y su enfermedad ya está muy avanzada. Cuando en el 2000 lograron sacar al PRI de Los Pinos tuvieron la oportunidad de desterrar de raíz la enfermedad pero no lo hicieron. Vicente Fox Quesada dejó vivo el cáncer en el sistema político y gubernamental. El uso de los recursos y estructuras públicas a favor de un partido es un arma de doble filo. Los panistas lucharon durante varias décadas contra ese dañino sistema y cuando la sociedad los ayudó a arribar a la Presidencia de la República, no hicieron nada de lo prometido y esperado. Actualmente sólo los propios panistas no se han dado cuenta que la gente los percibe como una propuesta de gobierno ineficiente. Vicente Fox Quesada quedó mucho a deber y realmente fue una gran desilusión como presidente de nuestro país. Y con la cuestionada llegada de Felipe Calderón Hinojosa al poder las cosas no mejoraron. La gente sumó a la conocida crisis económica una dura ola de violencia. Son muchos factores que mantienen al PAN como una mala opción de gobierno. Y a todo eso se le debe sumar ahora que mutaron al PRI sin que lo quisieran evitar. El acarreo, compra de votos, uso de las estructuras y cargos. Hoy el PAN es una mala copia del PRI. Humberto Aguilar Coronado lo ironizó muy claro al denunciar el acarreo y el reparto de “frutsi, manzana y torta” durante la jornada electoral de ayer. En eso se convirtió el PAN y sus militantes se niegan a reconocer la enfermedad de poder que tienen. Esa misma terquedad por negar la realidad los llevará a perder la presidencia de la república. Los panistas no quieren escuchar pero mucha gente está desilusionada de su forma de gobierno. Hoy el PAN ya no es una opción de cambio. Sus propuestas de gobierno suenan huecas. Y son tan pobres en propuestas que en el caso de Puebla tuvieron que postular a un candidato a gobernador que surgió en el PRI (Rafael Moreno Valle) y necesitaron de la imagen de la coalición con el Panal, PRD y Convergencia. Así que lo ocurrido ayer es otro síntoma más de la enfermedad. E insisto que lo peor es que niegan la realidad y creen que todavía pueden retener el poder. ** ** ** gomezcarlos79@gmail.com @gomezcarlos79

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles