Contrastes

  • URL copiada al portapapeles


05 Mar 2012
De administrativos a policías Carlos Gómez La situación de la falta de policías y el aumento de la inseguridad en la capital poblana provocó un síntoma más de desesperación por parte del secretario de Seguridad Pública y Vialidad Municipal, Amadeo Lara Terrón, al ordenar que todos los trabajadores administrativos con plaza en la dependencia salgan a patrullar. En otras palabras que dejen los escritorios y se pongan el uniforme de policías para cuidar a los poblanos porque la situación es crítica y urgen respuestas ante la innegable ola de inseguridad. La orden del secretario simplemente generó una bomba de tiempo al interior de la dependencia porque muchos de los trabajadores administrativos no cuentan con el perfil de policías y no pueden cambiar de un día para otro las computadoras por las armas. El tema no es sencillo porque inició el descontento y la preocupación de muchos trabajadores de la Secretaría de Seguridad Pública porque no acatarán la orden de subirse a las patrullas y eso implicará su inminente despido. Lo más extraño es que el secretario ya sabía desde hace muchos meses que se quedaría sin los policías estatales comisionados a la capital y aunque en su momento confió en un desayuno a su servidor y otro reportero que estaría preparado para suplir a los elementos, la realidad es que no tuvo la capacidad de hacerlo. El cuadro luce patético porque la inseguridad va en aumento, ya no hay suficientes policías y la Secretaría de Seguridad Pública entrará en crisis porque al usar las plazas de policías que están asignadas a la tareas administrativas surge la duda de quién hará el trabajo de los empleados de oficina. Por donde se le vea la crisis sigue en materia de seguridad y todavía no toca fondo. ** ** ** Muy emotivo y agradable resultó el Primer Informe de Labores de Liliana Ortiz al frente del Sistema DIF Municipal. Más allá del recuento de los logros alcanzados en este primer año y de los importantes anuncios como el Centro Municipal de Equinoterapia, la señal de unidad entre Liliana Ortiz y su esposo el presidente municipal, Eduardo Rivera, quedó demostrada. Como pocas veces se puede apreciar en la política, la familia Pérez Ortiz se abrió ante los invitados para conocer episodios de su relación. Esa unidad y compromiso del alcalde para su esposa y viceversa es la que hace falta con otros funcionarios municipales que no están a la altura de la pareja. ** ** ** gomezcarlos79@gmail.com @gomezcarlos79

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles