Picotazos

  • URL copiada al portapapeles


05 Mar 2012
  • Ahora hay campañas simuladas con el invento de la veda electoral
  • Maltrato y falta de apoyos a pre-internos sin atención de Fraile
  • Se “monta” en su macho y exige compañero de fórmula MBD
  • Que ofrece dinero para lograr su postulación al Senado Óscar Aguilar
  • Custodios ciudadanos de “segunda” contrario a Juan Pablo Piña K

“La injusticia es una madre jamás estéril: siempre produce hijos dignos de ella”

Adolphe Thiers  

  El equívoco invento de la “veda” electoral no ha hecho más que desatar las campañas simuladas, sean éstas presenciales o por los medios, pero las imágenes de los candidatos (no caigamos en la mofa de “virtuales”) y la candidata, siguen atosigando al pueblo de México, como también lo hace hasta el hastío el “ciudadano sin partido” Héctor Bonilla, cuya simpatía como actor puede decaer ahora como parte de una maquinaria hecha para insuflar también a su “amoroso” prospecto a la presidencia de la república. Pero en estas campañas lo que menos priva es el amor, sino que fluye el odio que destilan los aspirantes y afloran los arreglos y trampas que se hacen con sindicatos y con agencias de opinión, habiendo resaltado esta semana la encuesta que el periódico Milenio publicara el jueves 1º de marzo, señalando como “gran” nota del día, que Josefina Vázquez Mota está a sólo siete puntos de Enrique Peña Nieto, resaltando en primera plana el resultado como si ya se tratara de un verdadero triunfo rotundo y contundente. Sin embargo empezaron a surgir suspicacias por varios detalles, veamos: la encuesta de Milenio fue encargada a la empresa GEA-ISA, pues se dice que uno de sus socios es persona muy cercana al presidente y a diferencia de otras casas encuestadoras, como Mitofski, GCE, Parametría, los diarios El Universal y El Sol de México dan, a diferencia de Milenio, una ventaja a Peña Nieto de 17 y 18 puntos de ventaja, lo cual pone en entredicho la certeza de GEA-ISA, como también se ha puesto en evidencia la “lamina” de Mercaei que presentó el presidente Calderón en la reunión de banqueros una semana antes, en la cual la Vázquez Mota iba a sólo 4 puntos de Peña. Como se supo, la encuesta de Mercaei fue un encargo del PAN y utilizada por el presidente ¿Por qué no usó otras?... A cuatro meses de las elecciones, el escenario sigue marcado por una ventaja real para el mexiquense, con distorsiones en dos casos que no son seguridad de nada, pero que sí pueden constituir una alerta para que el equipo de Pedro Joaquín Coldwell no caiga en la confianza que cayó Francisco Labastida hace doce años o en las mentiras de Roberto Madrazo hace seis. Del caso “Peje” las cantaletas de su parte se repiten cíclicamente, como el sonsonete de que tiene asegurados 20 millones de votantes (el 25% del padrón) y que con esto será suficiente para ganar, porque eso le dice una de las encuestas que sus partidos de “izquierda” le cantan como sirenas; lo cierto es que el “Orate de Macuspana” en todos los casos sale con cerca de 20 puntos debajo de Peña Nieto. De Javier Quadri, del partido “avispero” de Elba Esther Gordillo, poco puede decirse, pues aún “no pinta” más que con el 1% del interés de posibles sufragistas. Entretanto, el partido en el poder, el PAN, a través del presidente Calderón, apapacha al sindicato del IMSS en un acto público y a cambio el gremio le ofrece su apoyo a Josefina Vázquez, ¿coincidencia o arreglos a la luz pública? Porque eso de “lo oscurito” ya pasó de moda desde que existen los “reality shows” como el que estamos presenciando y que Jacobo Zabludovski denomina “el circo de cuatro pistas” en una buena analogía por los payasos, alambristas, trapecistas y animales amaestrados que aparecen en escena, papeles circenses que están llevando a cabo los candidatos y sus equipos, que en las más recientes rebatingas se dan hasta con la cubeta para colocar en las listas de “pluris” a los amigos, los compromisos, las componendas, los favores y muchos otros arreglos subsistan o no méritos personales, pero eso sí, tratando de meter en el cuadrilátero legislativo a quienes puedan ser más que claque política y sean auténticos perros de pelea o boxeadores callejeros para romperles la jeta a sus adversarios. No importa cuánto avance la ciencia y la tecnología mientras existan mentalidades arcaicas que viven con el resentimiento que les taladra en el “cerebro” a manera de recordatorio “yo pasé por eso”. Tal es el caso de los galenos que bajo el amparo de una base sindical, lo cual les vuelve intocables, se dedican a ningunear a aquellos estudiantes egresados de alguna facultad de medicina que tienen la obligación pero al mismo tiempo desgracia, de realizar por un largo año su pre-internado en alguno de los nosocomios del Instituto Mexicano del Seguro Social. Ante ello nos hacen saber que un grupo de futuros médicos está recabando firmas para enviar un escrito mediante el cual habrán de exponerle al mismísimo Director General del IMSS Daniel Karam Toumeh, una serie de anomalías empezando por lo citado líneas arriba. En el oficio se puede leer entre otras cosas: “Si bien es cierto que aún somos estudiantes y por lo mismo no tenemos los conocimientos suficientes para desarrollar las actividades propias de un médico titulado, consideramos que la experiencia y enseñanza no la vamos a adquirir acomodando los expedientes de los pacientes o yendo a traer el refresco y alimentos de quienes esperaríamos aprender lo relacionado con la profesión”. Otro tema que aborda el panfleto es el relacionado con la falta de pago por concepto de beca que se supone otorga el Instituto, pues ya llevan dos meses de haber comenzado con el pre-internado y es hora que no reciben un solo peso, pero sin embargo de su bolsa tienen que pagar las copias de los formatos de uso oficial ya que ni eso les proporcionan. Quienes nos platican el asunto dicen que personal del propio IMSS como enfermeras, les ha dicho que también les deben proporcionar uniformes, situación que de ser cierta, tampoco han visto convertirse en realidad. Al inquirirles en el sentido de porqué no tratar el asunto con el delegado del Seguro Social en Puebla, Francisco Antonio Fraile García, argumentaron que quienes les están asesorando dicen que el funcionario no movería un sólo dedo a favor de ellos y que por eso prefieren ir directo a la cabeza. No los culpamos. Nos lo contó un priísta que no fue tomado en cuenta por su partido para ir en busca de una diputación federal, dice que el exgobernador Manuel Bartlett Díaz al sentirse seguro como candidato elegido por los tres partidos de izquierda- PRD, PT y Convergencia- para asumir el primer lugar de la fórmula para el Senado en Puebla, y con el respaldo del sitio que ocupa en la preferencia del electorado, exigió que se le permitiera elegir a quien debiera ir como su compañero. Dice nuestro informante que Don Manuel venía buscando por todos los medios evitar que su segundo pudiese ser el ex diputado local José Othón Bailleres Carriles. Resultó caprichudo el señor. Bueno y para quienes pudiésemos pensar que al aún diputado federal tricolor Óscar Aguilar González, fue llamado por la izquierda para acompañar a Bartlett Díaz en la búsqueda del puesto de elección popular antes mencionado, por su “capital” político, existe quién nos asegura que el enfermizo de poder, ha ofrecido dinero para quedarse con la vacante, aprovechando que el sí cuenta con el visto bueno del ex secretario de Gobernación federal. Ya ni se extraña uno de cómo se lucra con las candidaturas. Desde el domingo y ya para el lunes de la semana pasada más sustentada la información, nos enterábamos los poblanos del accidente que Juan Pablo Piña Kurczyn habría tenido la tarde del 26 de febrero del año en curso, en el motódromo de Santa María Coapan, junta auxiliar del municipio de Tehuacán, donde se desarrollaba un evento deportivo en el que participó. En el portal e-consulta del buen amigo Rodolfo Ruíz Rodríguez se leía: “El funcionario estatal sufrió una caída que le provocó varias lesiones, por lo que se solicitó el apoyo de un helicóptero del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA), que llegó a Tehuacán y lo trasladó a un nosocomio particular ubicado en la capital poblana. Los primeros informes médicos indican que Piña Kurczyn presentó una posible fractura de fémur, así como la fractura de una de sus manos, sin embargo se encuentra estable y recibió la atención médica en el Hospital Ángeles”. No fue accidente de trabajo sin embargo la atención para el secretario de Servicios Legales y Defensoría Pública del gobierno estatal fue rápida y de primera. El viernes de la misma semana nos enteramos que un incendio en el CERESO de Chignahuapan habría provocado quemaduras a dos custodios en 60 y 40 por ciento de sus cuerpos por lo que ambos fueron trasladados a la capital del estado, a los hospitales generales del Norte y Sur, para que recibieran la atención médica. Los dos servidores públicos estaban desempeñando sus funciones sin embargo no supimos de un helicóptero que haya ido por ellos para trasladarlos como al funcionario estatal y menos internarlos en un sanatorio privado. Por los ejemplos citados el lector podrá percatarse que nada cambia en este país y menos en Puebla, pues al igual que los gobiernos priístas en el actual panista, continúan existiendo ciudadanos o “funcionarios” de primera y de segunda. ¿O no?…Y hasta la próxima.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles