Desde el portal

  • URL copiada al portapapeles


13 Mar 2012
 Ángel Soriano Caso Cassez La probable liberación de la francesa Florence Cassez ha provocado distintas reacciones en diversos sectores de la sociedad, porque se trata de un caso de impartición de justicia en medio de la creciente falta de credibilidad de nuestras instituciones, de corrupción y de impunidad, en donde nunca se sabe si se trata de una injusticia o un ajuste de cuentas. Cuando menos la flamante aspirante a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, Isabel Miranda, dejando a un lado su asunto de cooptación política por no decir de compra de conciencia, pidió la presencia en la Suprema Corte de Justicia de la Nación de los familiares de las víctimas para que rindan testimonio del sufrimiento que han sido objeto por la tortura a sus familiares víctima, presuntamente, de la banda de la Cassez. No puede, de ninguna manera, un ministro argumentar inocencia de una persona señalada como culpable –aun en su condición de extranjera-, por el simple hecho de no haber notificado al consulado de su detención en tiempo y forma; de esa manera cualquier extranjero estaría en condiciones de cometer ilícitos graves en cualquier país y gozar de inmunidad por la mera protección diplomática de la representación de su país. Si hay evidencias y testimonios acertados, como el montaje del operativo para lucir la captura de la banda ante la opinión pública y adjudicárselo como una medalla policiaca, es claro que debe sancionarse a los responsables; pero hasta ahora no ha ocurrido. Los autores de la filmación televisiva no sólo gozan de cabal salud y de protección gubernamental, sino siguen siendo los principales responsables del crimen organizado y la violencia. No es sólo el asunto de la francesa Cassez. El estado mexicano en su conjunto acumula una serie de acciones de impunidad disfrazadas de series televisivas en las que nadie cree, si es que recurrimos al expediente más próximo como es el caso de El Coqueto, cuña hazaña de fuga y recaptura no lo cree ni el más ingenuo mexicano. Son muchos los asuntos judiciales que ponen en duda la imparcialidad de la justicia y la acción de sus funcionarios, sus defensores y las víctimas o los victimarios. En ese sentido marchamos hacia la incredulidad total, pues nunca se sabe donde empieza la verdad y en donde termina la mentira. La justicia es pues poco creíble. TURBULENCIAS Soberbia panista, a análisis La soberbia panista hizo crisis en el evento de toma de protesta de la candidata presidencial Josefina Vázquez Mota, que se manifestó con el retiro de protesta de sus supuestos apoyadores pues la abanderada se dio el lujo de hacerlos esperar tres horas a pleno sol, como si el acto careciera de interés por tener que cumplir asuntos más importantes; si todavía sin ser candidata se comporta así, no nos imaginamos cómo será si “gana” la elección…No hay reconciliación, es un acuerdo para luchar por proyectos de trabajo conjuntos, señaló el candidato de las izquierdas a la Jefatura de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, luego de reunirse con la presidenta de la Junta de Coordinación Política de la ALDF, quien a su vez manifestó que la suya es un acto de congruencia política y responsabilidad política; se integraron al equipo de Mancera: José Luis Muñoz, Erasto Ensástiga y Guillermo OrozcoEnrique Peña Nieto rindió protesta como candidato presidencial del PAN y se propuso impulsar un cambio real en la conducción del país pus ya basta de tener un mal gobierno, los cambios e el país si son posibles, manifestó, en el evento realizado en Dolores Hidalgo, Guanajuato… www.revista-brecha.com asorianocarrasco@yahoo.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles