Desde el portal

  • URL copiada al portapapeles


19 Mar 2012
Ángel Soriano Disputa por Pemex La conmemoración del 74 aniversario de la expropiación petrolera –que incluyó en Coatzacoalcos un reconocimiento del Presidente Felipe Calderón al patriotismo, liderazgo y visión del ex presidente Lázaro Cárdenas-, se han manifestado diversas voces en torno al presente y futuro de Pemex como ícono del manejo de los recursos naturales en beneficio del pueblo de México, propósito que se ha tergiversado en aras del interés de unos cuantos por encima del de sus auténticos propietarios. El líder sindical Carlos Romero Deschamps denunció “el amago del crimen organizado en campos, ductos y pozos” además de la parálisis de funcionarios que no toman decisiones por temor a resalías, y de interesados en visualizar a la empresa como ineficiente con propósitos aviesos a la vez que se congratuló por el reconocimiento de plazas a trabajadores eventuales. En tanto el candidato presidencial de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, advirtió que de llegar a la Presidencia evitará realizar nuevos contratos con empresas que sólo obtienen beneficio para ellas, aun cuando ofreció respetar las ya existentes. Y dijo que bajará el costo de los servicios de gas, gasolina y energía eléctrica, en tanto que el candidato del PRI considera necesaria la inversión privada en Pemex sin perder la rectoría del Estado. Pueden acumularse las opiniones sobre lo bueno y malo de Pemex. Lo cierto es que el excesivo aumento al precio de la gasolina, gas y luz, mantiene irritada a la población. Nadie justifica como una empresa nacionalizada a favor del pueblo de México ofrezca servicios caros y mantenga una abultada, ineficaz y costosa burocracia y su manejo sea hoy de nueva cuenta motivo de disputa entre grupos de poder nacionales y extranacionales. Lo que realmente importa es que los recursos naturales estén al servicio de la Nación mediante una administración eficiente y honesta y los beneficios de ésta, que se traduzcan en precios accesibles de los productos y servicios para lograr el bienestar de los mexicanos. TURBULENCIAS Del sueño americano al mexicano Revertir el sueño americano en un sueño mexicano plantea el empresario Carlos Slim para encontrar la solución a los problemas de México. Un simple planteamiento que reafirma que la lógica y el sentido común no es el fuerte para nuestros gobernantes que, si lo pusieran en práctica, se resolvería el dramático problema de los migrantes mexicanos…Y por la misma ruta el jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, anunció una restructuración a fondo en la Segob para resolver muchos de los problemas derivados de la política interna como el migratorio y la falta de gobernabilidad con municipios, Congreso, partidos y dirigentes sociales; la principal dependencia de Bucareli se sigue manejando con esquemas anacrónicos que hacen que los funcionarios se enteren de los conflictos cuando9 ya estallaron y no hacen nada por evitarlos…Malia Ann Obama, hija del presidente estadunidense Barack Obama, estará una semana con 12 amigas en Oaxaca, en tanto que la inminente visita del Vicario de Cristo a Guanajuato podría derivar en confrontación en diversos sectores de la sociedad, si es que su visita no cumple con las expectativas generadas; unos le piden que se pronuncie en contra de la violencia, otros que sancione a los jerarcas religiosos más preocupados por la política y sus negocios, y otros que desean llevar agua a su molino. Se espera que el Papa no deje un país dividido a su paso por tierras mexicanas… www.revista-brecha.com asorianocarrasco@yahoo.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles