Picotazos

  • URL copiada al portapapeles


21 Ene 2013
  • Ser  transparente es contraproducente
  • Enrique Agüera sin equipo político
  • Víctor Manuel Giorgana y su circo
  • Rafael Moreno omitió frase del peso

Los individuos marcan goles, pero los equipos ganan partidos” 'Zig Ziglar'

Intentar ser transparente en política puede resultar contraproducente. El gabinete en pleno del presidente Enrique Peña Nieto, incluyendo al mismísimo titular, decidió dar a conocer su lista de bienes (no exactamente su situación patrimonial), habiendo resultado todo en un galimatías de cifras y de propiedades llenas de incongruencia, que sólo ha provocado la burla e incertidumbre de la gente. Al final, a todos queda claro que para ser político de altura hay que tener mucha plata, como dijo el extinto profesor Carlos Hank González: "un político pobre es un pobre político". Tal vez la única rara avis en el elenco es Rosario Robles, que al parecer no tiene tierra ni en las uñas, lo cual da lugar a suspicacias y pensar que el FOVISSSTE no ha hecho la tarea de darle un prestamito para un departamento de al menos 38 metros cuadrados. Contrasta con ella, Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía, e hijo de un poderoso cacique cozumeleño, quien más bienes inmuebles posee y que los ha adquirido al riguroso "cash-cash". Curioso resultó que Alfonso Navarrete Prida, Secretario del Trabajo, es el que más gana, haciendo incongruente su puesto en defensa de la clase obrera mal pagada, pero él cobra como capitalista, de manera que ni el presidente Peña cobra lo que el vecino del Ajusco. La "declaración de bienes" ha resultado incompleta: no se anotó el valor de las propiedades, de los automóviles y mucho menos se especificaron las cuentas bancarias y las inversiones financieras y bursátiles, pero visto el origen socio económico de los integrantes del gabinete, pocos descienden de la realeza o de las grandes fortunas legítimas, lo cual hace concluir que la política enriquece (explicablemente, claro), por eso ya son once las organizaciones que se están registrando en el IFE para cosechar los millones de pesos que el pueblo mexicano produce. Pero si de traspiés y dislates se habla, dura y tupida fue la crítica en redes sociales al presidente Enrique Peña Nieto, cuando en un discurso no supo qué era el IFAI (Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos), ya que el acrónimo representa un galimatías creado en tiempo de Vicente Fox y cuyo nuevo comisionado-presidente, Gerardo Laveaga, jurista e historiador, empieza a ser cuestionado por rijosas organizaciones no gubernamentales... Se siguen sumando errores no exactamente del presidente, sino de su equipo de asesores y colaboradores que carecen de un plan de trabajo para informar al Ejecutivo… Pero mientras se cometen equívocos en el Poder Ejecutivo Federal, el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa (MAME), debate en solitario el problema que le heredó Marcelo Ebrard: haber situado una estatua de un personaje totalmente ajeno a la historia y al civismo mexicanos, Heydar Aliyev, tiránico dictador de Azerbaiyán. La Cancillería, a cargo de José Antonio Meade casi le dijo "haz lo que quieras", para no enredar al gobierno federal en otro lío diplomático para México (como el que se generó por culpa de Genaro García Luna en el caso Florence Cassez, la francesita secuestradora) que provocó Ebrard en su caprichoso interés de ser llamado "el mejor alcalde del mundo" y se propuso construir obra pública con dinero ajeno (la Plaza Tlaxcoaque y el Parque de la Amistad) y la nunca explicada inversión en las "eco-bicis" y los parquímetros en colonias importantes de la capital mexicana. Eso sí, Cuauhtémoc Cárdenas, encargado de los asuntos internacionales del Distrito Federal, ha hecho mutis sobre el asunto de la estatua de Aliyev y en cambio presenta una especie de testamento sobre lo que debe ser PEMEX porque siempre ha pensado que su padre Lázaro, le escrituró el petróleo.   Algo que debiera preocuparle al rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Roberto Enrique Agüera Ibáñez, ahora que son más las voces priístas que dan por hecho, que él habrá de ser su abanderado de unidad para contender por la presidencia municipal de Puebla, es contar con un equipo integrado por gente con experiencia en el manejo de los sectores sociales, sobre todo del popular, si es que, de darse su candidatura, quiere de verdad ganar la elección de julio próximo. Dicen los que del tema conocen, que entre sus colaboradores más cercanos Agüera Ibáñez, no cuenta con quien le pueda servir de puente para acercarlo con los líderes de colonias, principales enlaces para llegar al grueso de la población. Y es que conforme a un análisis sobre las fortalezas y debilidades del rector, quienes confían a este espacio los resultados, establecen que si el Revolucionario Institucional, decide impulsar como su candidato a la presidencia municipal de Puebla, al personaje en cuestión, lo primero que se tendría que hacer, es dotarlo de estrategas políticos que conocen al dedillo la radiografía del municipio, gente que para dar resultados, tendría que acordar la agenda de campaña de forma directa con el universitario, es decir, según los expertos, sin tener que estar supeditados a las ocurrencias de gente como su director de Atención y Gestión Universitaria, Damián Hernández Méndez, o de Jorge David Cortés Moreno, director de Comunicación Institucional, ni de José Manuel Alonso Orozco y Noé Torralba Flores ambos de la dirección de Desarrollo e Integración Estudiantil, y menos de Rafael Torres Rocha quien desde el Programa de Estudios Universitarios Comparados, le maneja al rector, su relación con la izquierda poblana. Lo que, de acuerdo a los informantes, deberá aceptar el rector de la BUAP, para poder convencer al electorado, es permitir rodearse de verdaderos operadores políticos, que puedan contrarrestar la andanada de señalamientos que sus contrincantes de los otros partidos, sin duda utilizarán para desacreditarlo ante la sociedad poblana, ataques que no podría pasarse los tres meses de campaña contestándolos, y que tendrían que ver con el escándalo mediático que sobre su riqueza personal se manejó en 2010, tema que arrojó una serie de acusaciones por parte de quien en mayo de 2008, hiciera su compadre al entonces gobernador Mario Plutarco Marín Torres, como padrino de quince años de su hija Brenda Agüera Vera, en contra del hoy diputado federal y también aspirante a la candidatura por el PRI a la presidencia municipal de Puebla, Enrique Dóger Guerrero, quien sin dudarlo se apresuró a contestarle a su antiguo colaborador, a través de un documento que hizo del conocimiento público y en el cual enumeró sus respuestas, destacando el siguiente: “Tercero.- Al parecer la molestia del Sr. Agüera surgió a partir de un reportaje publicado en un portal de noticias de internet llamado Acento 21, en las fechas del 2,16, 17 y 20 de agosto del presente año, que menciona ciertas propiedades y negocios que se presume son del Dr. Agüera. Sobra decir que dichas propiedades suman cifras multimillonarias, lo que, aunado a unos viajes al extranjero realizados en jet privados y otras serie de excentricidades, levantaron la sospecha de una posible riqueza inexplicable por parte del Sr. Enrique Agüera, además de involucrarlo en supuestas investigaciones de la Agencia Antinarcóticos de los Estados Unidos conocida como DEA y acusarlo de financiar económicamente a los candidatos del PRI en la pasada elección, señalamientos fuertes, siempre en el mencionado Portal Acento 21. Todo esto, repito, es parte de una investigación periodística y no conjeturas ni mucho menos afirmaciones mías, como erróneamente lo han señalado ciertos espacios informativos, sin tomar en cuenta que los responsables de Acento 21, Daniel Pensamiento y Fátima Monterrosas, asumieron públicamente la responsabilidad del portal y de los reportajes mencionados y yo, por mi parte, reitero que no conozco ni he tenido trato de ninguna naturaleza con ninguno de los dos”. Hasta aquí parte de aquella famosa carta aclaratoria. Por todo lo anterior es que los estrategas priístas, han hecho llegar al Comité Ejecutivo Nacional del tricolor, las observaciones de las cuales hicieron partícipes a este espacio. Nadie mejor que el propio Víctor Manuel Giorgana Jiménez, para saber que sus posibilidades de poder ganar una elección municipal son mínimas y continuará con su actividad proselitista, como lo hizo este fin de semana en la colonia San Manuel, pues fiel a la usanza priista, sabe que en su momento pudiera colarse ó tener como premio de consolación una candidatura a diputado local. Todo parece indicar que Rafael Moreno Valle, ante la presencia de gobernantes de otros estados, y de políticos con mucha más experiencia que él, en su lectura de su segundo informe de labores, no se atrevió a pronunciar aquello que muchos de sus colaboradores en voz baja repetían, cuando terminaba de hablar de cada uno de sus logros, o que incluso sería la frase con lo que sellaría su alocución, pero tal vez consciente que los viejos lobos de mar no se lo creerían, jamás dijo: “y todo sin pedir un solo peso prestado”, en su lugar ocupó la tan devaluada expresión “lo mejor está por venir”, aunque no les dijo a todos los ex empleados estatales, que su gobierno ha corrido, para ellos cuando será eso… Y hasta la próxima.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles