CONTRASTES

  • URL copiada al portapapeles


13 Feb 2013
Casi libre, agresor de la IBERO  Carlos Gómez  El fantasma del Junior de la Hummer regresó al Juzgado Penal y la cárcel de San Pedro Cholula y así como Luis Eduardo García García recuperó su libertad después de privar de la vida a Cristina Pérez Romano, la historia se puede repetir en cuestión de semanas con Rafael Emmanuel Alejandro Serafín, quien apuñaló a su ex novia en la Ibero. Ambos casos tienen similitudes inadmisibles en un estado que se jacta de que nadie puede estar por encima de la ley y en donde la parte afectada resulta ser la más perjudicada cuando los procesos penales llegan a las manos de los agentes del Ministerio Público de la PGJ y de los jueces del Poder Judicial. No se puede tener amnesia y borrar de la memoria social la forma tan cuestionable en cómo el llamado Junior de la Hummer consiguió su libertad cuando el juez redujo su condena a cinco años y pudo salir de prisión al pagar una fianza para la reparación del daño a la familia de Cristina Pérez Romano. Hoy el sistema judicial de Puebla está ante un caso que llenó de indignación y preocupación cuando el 16 de agosto de 2012 el ex estudiante Rafael Emmanuel Alejandro Serafín atacó a su ex novia en los jardines de la Universidad Iberoamericana. Después de la agresión el joven fue detenido y se inició la Averiguación Previa 1977 / 2012 / SACHO y posteriormente se le dictó el auto de formal prisión por el delito de Homicidio Calificado en grado de tentativa bajo el proceso penal 293 / 2012. Sin embargo, la defensa legal del agresor de la Ibero argumentó que el joven estaba ebrio cuando ocurrió el ataque debido a que consumió algunas bebidas en su clase de Coctelería y Bar en la Ibero y, además, no tenía la intención premeditada de atacar a su ex novia porque pensaba en matarse primero. Este argumento, el sospechoso silencio de las autoridades de la Ibero sobre el consumo de bebidas al interior de la universidad, más la ineficacia de la integración de la Averiguación Previa por parte de la PGJ se conjugaron para que en noviembre pasado el agresor de la Ibero consiguiera el amparo 1380 / 2012 del Juzgado Séptimo de Distrito. El agresor de la Ibero buscó reclasificar su delito de homicidio calificado en grado de tentativa para que se le adjudique el de lesiones para lograr su libertad. El Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Sexto Circuito ratificó en días recientes el amparo y ordenó al Juzgado Penal de Cholula que reclasifique el delito del agresor de la Ibero. Así se está escribiendo una nueva historia de impunidad en la Puebla en donde supuestamente nadie está por encima de la ley y quizá muy pronto Rafael Emmanuel Alejandro Serafín regrese a las calles como lo hizo el Junior de la Hummer. Esta es nuestra verdadera Puebla. ** ** ** Cómo olvidar las declaraciones del 1 de octubre de 2012 por parte de Fernando Morales cuando justificó la propaganda desmedida de los funcionarios de Rafael Moreno Valle. Cuatro meses después resulta ridículo que los diputados del PRI se hayan dado cuenta del posicionamiento logrado por los morenovallistas con esa estrategia y ahora quieran pedir por favor y sino causa molestia al IEE emita una recomendación para que ya no suban su propaganda. Fernando Moreno Peña y Pablo Fernández siguen sin pasar de las palabras a los hechos. Los traidores desayunan con ellos, se reúnen a escondidas con los funcionarios morenovallistas y se ríen en su cara. Su guerra contra Rafael Moreno Valle es de saliva. Y con saliva no se ganarán las elecciones. ** ** ** gomezcarlos79@gmail.com @gomezcarlos79

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles