Apizaco en penumbras

  • URL copiada al portapapeles


06 Mar 2013
Son por lo menos 300 lámparas de alumbrado público que no funcionan; genera delincuencia e inseguridad Gustavo HERRERA Apizaco.-Habitantes de diversas colonias en este municipio se quejaron ante la falta de alumbrado público en las calles y avenidas, pues en la noche prácticamente se quedan en completa obscuridad. Dijeron que esto ocasiona asaltos a casa-habitación, robo de vehículos y a transeúntes en las zonas conurbadas. Al respecto, personal de servicios municipales informó a El Popular, diario imparcial de Puebla, que tienen registradas más de 300 lámparas inservibles por falta de mantenimiento y otras que se han fundido ante los constantes cambios de voltaje. Incluso, la grúa con las que son reparadas y cambiadas se encuentra desde hace más de un mes descompuesta por lo que se ha paralizado la revisión en diversos puntos de Apizaco, incluido el centro del municipio. “Son más de 300 lámparas fundidas. Nos lo han hecho saber quienes viven en las colonias, pero no tenemos con qué cambiarlas. Tampoco hay focos en la bodega y no sabemos cuándo reanudaremos el servicio”, indicó personal del ayuntamiento, quien prefirió la gracia del anonimato. En un recorrido realizado por las colonias Santa Rosa, Paso de Cortes y Jardines de Apizaco, este medio constató que las luminarias no funcionan. Vecinos de estas demarcaciones pidieron al alcalde Orlando Santacruz Carreño, atender el problema con la finalidad de evitar actos delictivos. “No tenemos servicio de alumbrado desde hace más de un mes, no sé que haya pasado pero en la noche ya la piensa uno para salir, además, la patrulla pasa muy poco. Ojalá las arreglen”, expresó María Pérez, colona de Santa Rosa. Por su parte, Alejandro Galavíz, habitante de Jardines de Apizaco, indicó que muchas de las lámparas “sirven como nido de pájaros. Tiene mucho tiempo que no les dan mantenimiento y no hay luz. Necesitamos que alumbren las calles, pues la delincuencia en el municipio se ha disparado en últimas fechas”. Para Rocío Moreno, vecina de la calle Álvaro Obregón, la situación ha hecho que en la noche no se salga a la calle pues, “los automovilistas no nos ven en la obscuridad y podríamos sufrir un accidente. Antes salía en la noche a comprar mi despensa, pero con esto, ahora acudo en la tarde por miedo a que me asalten. A mis hijos no los dejo salir ni a la tienda. Espero que el ayuntamiento haga algo”, expuso.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles