DE FRENTE Y DE PERFIL

  • URL copiada al portapapeles


15 Mar 2013
RAMÓN ZURITA SAHAGÚN  EL DESLINDE DE MANCERA  Los primeros cien días de gobierno de Miguel Ángel Mancera Espinosa sirvieron para definir muchos claroscuros que se mantenían alrededor de su figura. La más clara de ellas es la relacionada a su relación con los partidos de izquierda, aclarando que busca una izquierda sin ataduras y sin dueños. Tal vez por eso, en el evento celebrado en el Auditorio Nacional escasearon los rostros de los dirigentes de los tres partidos de izquierda considerados nacionales. Eso sí abundaron los militantes de izquierda, pero que trabajan en el gobierno del Distrito Federal y otros más que se encuentran a la búsqueda de un espacio. Ningún ex jefe de Gobierno asistió al evento, con la excepción del que trabaja en el gobierno de la ciudad, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. Marcelo Ebrard, enfrascado en actividades políticas; Andrés Manuel López Obrador que anda haciendo lo propio; Alejandro Encinas que se concretó a sus tareas legislativas; Rosario Robles Berlanga, que ya no es bien vista entre ciertas corrientes de la izquierda, fueron algunos de los ausentes. Y es que Mancera espinosa estrenó una nueva forma de gobierno, cercano al presidente de la República, con quien mantiene una extraordinaria relación, contraria a la de sus antecesores. Es tal la vinculación de Mancera Espinosa con Enrique Peña Nieto que dejó atrás las solemnes corbatas amarillas de sus antecesores, para dar paso a las de regimiento a las que tan afecto es al Ejecutivo federal. Para la conmemoración de sus primeros cien días de gobierno, Mancera recurrió también a las tácticas usada por el entonces gobernador Peña Nieto, realizando un evento sobrio, corto y directo, donde la figura fue el propio Jefe de Gobierno, sin nadie que le arrebatara reflectores. No asistieron los gobernadores con los que él ha sido cortés, acudiendo a sus principales eventos y cuya asistencia al de toma de posesión del de Chiapas, Manuel Velasco Coello, estuvo a punto de costarle caro, por una falla en el avión en que viajaba. Concurrió sí, el de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, caído en desgracia desde la detención de la profesora Elba Esther Gordillo, con quien mantenía una cercana amistad y gozaba de la protección de su sindicato. Por allá también un disminuido Porfirio Muñoz Ledo y Pablo Gómez, que se alió antes de que el evento concluyera. Discreto Alejandro Sánchez Camacho, se sumía en una lejana silla del presídium. Asistieron los jefes delegacionales y los miembros de su gabinete, los que tomaron asueto para estar en el evento político de su jefe. Pero el evento en que Mancera Espinosa recopiló las acciones emprendidas en ese lapso y anunció otras como la continuación de la línea 12 del Metro, hasta Periférico y Observatorio, de uno y otro lado, sirvió para mostrarnos esa nueva imagen del gobernante y sus definiciones. Una de las primeras definiciones es mantener su militancia ciudadana, es decir no afiliarse a ninguno de los partidos que lo postularon al cargo que actualmente detenta. Otras más que su gobierno se mantiene alejado de los partidos políticos de izquierda y que su relación con los mismos será institucional, con ellos y con los que no son de izquierda. “No tengo confusión entre los valores políticos y las responsabilidades institucionales. La izquierda es una forma de independencia, nunca una atadura”. También se confirmó que en la práctica no le debe nada a nadie, ni siquiera a quien lo convirtió en candidato de la izquierda. Mancera pretende hacer un gobierno cercano al pueblo, lejano de politiquerías y enfocado al servicio. Eso sí mantiene un gabinete conformado por casi puro militante de los partidos de izquierda. Miguel Ángel Mancera, afirmó que durante los primeros 100 días de su gobierno, ha cumplido con lo que le encomendó la ciudadanía porque, aseveró, “mandatario no es el que manda sino el que obedece el mandato de la gente”. Durante su discurso, el mandatario capitalino, detalló que durante el tiempo que lleva en el cargo, se ha cumplido con 22 mil demandas ciudadanas, entre la creación de parques recreativos, deportivos, rondines nocturnos, patrullas, pavimentación, bacheo, mejorado en banquetas, entre otras. “Iniciamos cumpliendo con la edificación de una capital social, que atienda los principales derechos de la gente”, afirmó Mancera. Entre las obras a realizar en fechas próximas se encuentran la ampliación de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro, hasta la estación Observatorio, asimismo recordó la construcción de la Línea 5 del Metrobús que irá de Río de los Remedios a San Lázaro. Destacó que su gobierno continúa trabajando en diferentes temas como nuevas y mejores formas de desarrollo, política económica, construcción de una ciudad inteligente, seguridad, modernización de la policía, más y mejores formas del transporte colectivo, entre otros. MORENO VALLE VAN LAS ALIANZAS El gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, muestra confianza en que los partidos que conformaron la alianza que lo llevó al triunfo electoral hace tres años se consolide nuevamente. La fecha límite para concretar la alianza es el 22 de marzo (la semana próxima) y todavía siguen las conversaciones entre Nueva Alianza, Acción Nacional y el de la Revolución Democrática, para establecer el acuerdo. Moreno Valle estableció que ya están grandecitos los dirigentes de los partidos para saber que les conviene y establecer las condiciones en que se efectuaría la alianza. En lo que respecta a los cambios que deberá realizar en el gabinete, dice que esperará los tiempos de las candidaturas, para saber cuáles de sus funcionarios dejan sus espacios para competir en los comicios del 7 de julio. Email: ramonzurita44@hotmail.com Email: zurita_sahagun@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles