BREGANDO

  • URL copiada al portapapeles


19 Mar 2013
No asimilan, sólo se acemilan  Jaime Oaxaca La afición taurina de Puebla continúa siendo víctima del maltrato del gobierno de Rafael Moreno Valle. Nadie sabe qué pasará con la feria de mayo de este año y con el futuro inmediato de la plaza de toros El Relicario. Mayo está a la vuelta de la esquina, es complicado promocionar y contratar eficientemente toros y toreros en unos cuantos días. En la feria de 2011 la asistencia de aficionados a El Relicario fue un fracaso como consecuencia del torpe manejo de la concesión del gobierno poblano, lo entregaron al cinco para las doce. Todo indica que este año será de la misma forma. La lección no ha sido asimilada. Los capto acemilados: tercos como acémilas. El gobierno insiste en la misma actitud de prepotencia e ignorancia, tapados sin dar la cara a la afición poblana, haciendo todo en lo obscurito, sin asimilar de los petardos que han pegado durante el tiempo que llevan en el gobierno. Para las autoridades poblanas la fiesta de los toros es un asunto menor, su incompetencia y necedad les impide percatarse lo que genera una serie de corridas de toros, sobre todo en una ciudad como Puebla durante el mes de mayo. La ignorancia y torpeza de los secretarios de estado les imposibilita comprender que la fiesta de los toros genera una derrama económica sustantiva para la ciudad. Es tal su desconocimiento y desapego de la tauromaquia que no se imaginan que una feria taurina importante, bien organizada le da difusión gratuita al gobernador, asunto por el que lucha desaforadamente Moreno Valle. La promoción es nacional e internacional y lo más importante: gratuita. Los funcionarios no tienen obligación de conocer de tauromaquia, pero sí de saber qué es lo que genera dinero para el estado que gobiernan. Pero como a algunas esposas de los secretarios no les gusta la fiesta brava, se someten al chicotito en lugar de cumplir con sus obligaciones administrativas. Incapaces de entender el daño que le han hecho a la plaza de toros El Relicario y a la afición no la han licitado públicamente, se saben culpables y prefieren manejar en lo obscurito el asunto de la licitación o renta del coso de Los Fuertes para la feria de mayo. Algunos empresarios se han arrimado al gobierno. Alejandro Martínez Vértiz y José Ángel López Lima son los más cercanos de obtenerla, aunque no se descarta a Sergio Hernández Weber y a la empresa Protauro de Juan Huerta Al hijo de don Reyes Huerta es a quien, a cuenta gotas, le han dado la organización de las corridas en El Relicario desde que Moreno Valle llegó a la silla grande de Puebla. Debe recordarse que el gobierno se apoderó de El Relicario desde agosto 3 del año pasado sin dar explicación a la afición taurina y sin que hubiera vencido el contrato de concesión que tenía Juan Huerta. El Relicario está en el abandono por una puntada del gobernador poblano. Se dice que Martínez Vértiz, con Mariano del Olmo como gerente operativo, será el elegido. Que traerá figuras como El Juli, Pablo Hermoso de Mendoza y más extranjeros de esa categoría. Hermoso de Mendoza está contratado para Puebla por Pablo Moreno, el empresario negociaría el contrato con Alejandro Martínez Vértiz o quién organice la feria. En una época en que el desempleo predomina resultarán un alivio las corridas de toros. Ojalá la derrama económica sea abundante a pesar de las trabas del gobierno, quienes no asimilan, sólo se acemilan.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles