Día de carteles

  • URL copiada al portapapeles


25 Mar 2013

Jaime OAXACA 

El pasado viernes fueron dados a conocer los carteles de dos ferias muy distintas en el número de corridas, su ambiente taurino y el entorno que cada cual vive.

Una es la más importante de América, así la anuncian. Se trata de la famosa feria de San Marcos, la del merito Aguascalientes. Es muy probable que la frase publicitaria sea cierta: sí es la más importante de América. No existe un serial tan largo en todo el nuevo continente con tantas corridas y que, además, incluya casi a todas las figuras del toreo.

Del 20 de abril al 12 mayo, en la feria de San Marcos, se ofrecerán 15 corridas y dos novilladas.

Si bien es cierto que la plaza México ofrece 20 festejos, lo hace durante cuatro o cinco meses, de hecho es una temporada no una feria. Guadalajara tiene una feria importante aunque con menos corridas que Aguascalientes; los tapatíos dividen en dos partes, inician en el mes de octubre y la segunda etapa es en febrero.

Los otros carteles que se hicieron públicos fueron los de Puebla. En nuestra ciudad modestamente se darán tres corridas, lo que no puede negarse es que son tres carteles importantes. Qué lejos estamos de aquellas ferias de hace 20 años cuando se anunciaban ocho corridas, era la época de José Ángel López Lima, el empresario que regaló a Puebla El Relicario.

Lejos de lamentarnos que sólo sean tres corridas las que integrarán la feria poblana, pareciera que debemos agradecerle al gobierno estatal que no haya tirado El Relicario, por lo menos de eso jactan aquellos infames, andan diciendo que para darle gusto a la afición no tiraron la plaza.

¡Mentira! Si El Relicario sigue en pie no es que apoyen la fiesta taurina. Todo indica que le pusieron grilletes al gobernador Rafael Moreno Valle para impedir que siguiera destruyendo la zona histórica de Los Fuertes. Como el recinto taurino está en esa zona, se salvó.

Promotoreando, la empresa arrendataria del coso, dice que en total dará seis festejos, se desconoce si tenía en sus planes organizar más de tres corridas para la feria o el gobierno se lo impidió. Sucede que para evitarse la licitación los del gobierno tienen que simular que rentan de a poquito.

Es que Moreno Valle y su cuadrilla no aprenden. Su incapacidad les impide entender que soltar la plaza a cuentagotas es dañino para cualquier empresario, los honorarios de toreros y el costo de los toros se encarecen cuando la empresa en cuestión tiene la plaza por poco tiempo.

No se puede pedir a un torero que baje sus honorarios prometiendo una fecha más, si no se tiene la certeza de que el empresario tenga la plaza, lo mismo sucede con los ganaderos.

Desde febrero de 2011 le dieron la plaza a Juan Huerta, pero siempre de a poquito, de tarde por tarde. La feria taurina de 2011 no se pudo promocionar a tiempo porque el torpe gobierno entregó la plaza al cinco para las cuatro. Cuando por fin la licitaron por un año se la arrebataron al empresario y no dejaron que terminara su contrato.

Por eso existe tanta diferencia entre las ferias de Aguascalientes y Puebla, porque mientras en aquel pequeño estado el gobierno apoya y goza de los beneficios que genera la tauromaquia, en Puebla somos víctimas de la ineptitud de nuestro gobierno, quienes han sido incapaces de captar las bondades de la fiesta de los toros.

Y sí, aunque de ferias muy diferentes, el pasado viernes fue día de carteles.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles