Peligrosa combinación

  • URL copiada al portapapeles


03 Ene 2014
Carlos Gómez No sé qué pretende lograr el gobierno federal para este 2014 pero ante los ojos de miles de poblanos –y desde luego mexicanos- los dos primeros días del año fueron fatales al enterarse, después de las interminables fiestas y de agotarse el raquítico aguinaldo, que su salario sólo subió 2.60 pesos pero en cambio deberán pagar más de 12 nuevos impuestos. El nulo incremento salarial, más el aumento o creación de nuevos impuestos y ahora exhibir una lista de poblanos –y desde luego mexicanos- que deben al Sistema de Administración Tributaria (SAT), generan una peligrosa combinación que tendrá diversas repercusiones sociales. Por más que el gobierno federal persiste en que los nuevos impuestos sólo afectarán a una parte menor de la población, su intensa campaña publicitaria quedó anulada en apenas un día cuando en gran parte del territorio poblano las cadenas comerciales anunciaron el aumento en los diversos impuestos. Y en Puebla los productores de pan de dulce de inmediato reaccionaron a la cadena de aumentos y ya anunciaron por su parte que en breve habrá un ajuste al precio por pieza a estos productos que son parte de la canasta básica de miles de familia. En las calles, casas, centros comerciales y otros negocios la pregunta es qué más sigue después del aumento de muchos productos y servicios en los dos primeros días del año, cuántos negocios cerrarán, cuántos despidos más habrá, cuántos buscarán burlar al SAT. La realidad alcanzó a miles de poblanos que apenas este jueves terminaron los festejos de fin de año y que desde hoy deberán asimilar que su salario tuvo un patético aumento de 2.60 pesos pero en la frontera de México homologaron el IVA del 11 al 16 por ciento. Quienes regresaron de vacaciones también se encontraron con que el costo del pasaje subió 16 por ciento en el llamado transporte terrestre foráneo, al igual que los alimentos y otros artículos de mascotas como gatos, perros y otras pequeñas especies. Los incrementos también se aplicaron en la goma de mascar, las bebidas azucaradas, refrescos, concentrados, jarabes, polvos para preparar agua entre otros. También subieron de precios en un 8 por ciento los dulces, chocolates, bombones, galletas, entre otros. Y para rematar empezó el año con el gasolinazo que cada mes subirá en 10 centavos el litro de gasolina Magna y en 13 centavos la Premium. Hubo ajustes al Impuesto Sobre la Renta para que las personas que ganen 750 mil pesos anuales paguen el 30 por ciento, los que ganen de 750 mil pesos a un millón de pesos la cifra se elevará al 32 por ciento y los que perciban más de 1, 2 o 3 millones de pesos pagarán 35 por ciento de ISR. Y los poblanos apenas se despertaban este jueves con los nuevos impuestos cuando salió a la luz pública una lista de deudores del SAT entre los cuales se encuentran empresas poblanas como la responsable del proyecto del Teleférico y La Estrella de Puebla denominada AyPP Constructores, Uriarte Talavera, organismos públicos descentralizados, universidades públicas y privadas, empresarios como el exdueño del Puebla, Ricardo Henaine Mezher, el diputado electo y próximo líder municipal del PAN, Pablo Rodríguez Regordosa, el exlegislador, Alberto Amador Leal, el empresario Eduardo Kuri Chedraui, entre otros. Insisto, no sé que pretende el gobierno federal pero el panorama luce negro para los siguientes meses. La crisis se agudizará con todos sus efectos sociales negativos. ** ** ** gomezcarlos79@gmail.com @gomezcarlos79

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles