Los Reyes no llegan para todos

  • URL copiada al portapapeles


05 Ene 2014
En las comunidades alejadas y marginadas del estado, varios niños reconocen desconocer esta costumbre de recibir un juguete Alina FERNÁNDEZ Corresponsal Reyes magosDesde que principia el año, muchos infantes comienzan a recorrer jugueterías y observar en la televisión que juguete de novedad van a pedir. La inocencia de la mente de los niños hace que vuele su imaginación y pidan el juguete más caro y sueñan con verlo al otro día junto a su zapato donde pusieron su carta a los Reyes Magos. Esta tradición, que tiene miles de años, inicia el 5 de enero cuando los niños escriben su carta a Melchor, Gaspar y Baltasar para pedirles regalos. Nunca han recibido un regalo Familias de posición social alta hasta baja hacen lo que sea para que sus niños tengan sus regalos, mientras que en lugares alejados y marginados del estado no conocen a los Reyes Magos, como lo comentó un niño: “Nunca he recibido un regalo ese día, pero me conformo con que me traigan salud y que este unida mi familia”. Algunas de estas comunidades lejanas son: ranchería Los Pilares de Huamantla, La Garita de Altzayanca, algunas comunidades de Terrenate, de Tlaxco, de Muñoz de Domingo Arenas, entre otras. Ante esta situación muchos ayuntamientos el 6 de enero realizan festivales para que los niños que no recibieron ningún juguete obtengan uno, además de partir la rosca. Hay pocas rebajas En un recorrido que hizo El Popular, diario imparcial de Puebla, a un día de celebrarse el Día de Reyes, se constató que en algunas tiendas han aumentado el precio de los juguetes, mientras que en otras existe el anuncio de remate, aunque es muy poca la rebaja que se les está haciendo a los Reyes. Tanto plazas comerciales, tiendas de prestigio, así como vendedores ambulantes en las calles, manejan precios altos. Algunos Reyes no se fijarán en la marca de los juguetes que salen caros, sólo buscarán algo similar que haga feliz a los pequeños. Es así como la cuesta de enero se hace presente en las familias. No hay Reyes para todos Algunos infantes cuentan sus vivencias que han pasado en Día de Reyes, pues refieren que a veces en la noche del 5 de enero escuchan los pasos de los animales que transportan a los Reyes, que sienten que hasta tiembla el piso. Otros cuentan que han visto una luz cerca de su zapato, vivencias que mantienen viva ilusión y las costumbres que se heredan de generación en generación. Sin embargo no todos los niños han sentido tal emoción por la llegada de los Reyes Magos. Al ser entrevistado Julio Huerta, quien vende chicles en las calles y negocios, dijo que él no conoce a los Reyes pues trabaja día a día para ayudar a su mamá.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles