Crece esperanza en Niños Dios

  • URL copiada al portapapeles


07 Ene 2014
Fieles católicos pasean a la imagen en las 40 munidades de Huamantla; pese a la crisis, esperan que las bendiciones lleguen en este año  Alina FERNÁNDEZ Corresponsal niñoHuamantla.- Una tradición que inicia en este municipio durante el último día del maratón Guadalupe-Reyes, y en otras comunidades de la zona oriente del estado de Tlaxcala, es que las imágenes de Niños Dios de todos los barrios y 39 comunidades, recorran todos los días por diversas calles, comunidades y barrios, haciendo cantos y rezos durante el trayecto, esto hasta el día dos de febrero, que ya sean vestidos y se lleven las levantadas. Es ya una tradición que cada Niño Dios, perteneciente a la iglesia de cada barrio y comunidad después del día 24 de diciembre, todos los días desde las 6 y hasta las 20 horas, acompañados por adultos mayores y jóvenes, realicen un extenso recorrido. Al respecto, Eulalia González, habitante de Huamantla explico que las personas que acompañan cada día al Niño Dios deben hacerlo durante tres años continuos, ya que es una promesa que se hace a la imagen. Fue así como describió que recorren cientos de kilómetros, entre el sol y el frío, y en cuyo trayecto pasan a las diversas casas que reciben al Niño Dios. También explicó que, “es una costumbre que la gente que lo ve pasar o entre a su hogar, aporte dinero, dulces y juguetes para el Niño. Para agradecérselo le dan un ramito de romero bendito que ha acompañado al Niño Dios durante su peregrinar”. Destacó que la señal que dan a los habitantes de las diversas comunidades cuando llega el Niño Dios es que aparte de las plegarias y cantos que realiza la procesión, llevan campanitas que anuncian su llegada, además de cohetes en algunas ocasiones. Señaló que la tradición de cuando dos Niños Dios de distintos barrios o comunidades se encuentran, es que deben hacer un rito, que consiste en un baile, y las personas que lo llevan deben hincarse y dar de vueltas en conjunto mientras elevan un canto a la imagen. Cabe destacar que las 39 comunidades de Huamantla llevan a cabo esta tradición, además de sus 20 barrios, no obstante, igual hacen los municipios de la zona oriente en conjunto con sus barrios. Finalmente, Eulalia González explicó que todo lo recaudado se utiliza para la iglesia del barrio y los dulces y juguetes se le colocan en el altar al Niño Dios en agradecimiento, ya que especificó que como experiencia le ha traído muchas bendiciones a su familia.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles