BUENOS PROPÓSITOS

  • URL copiada al portapapeles


08 Ene 2014
RAMÓN ZURITA SAHAGÚN Tres gobernantes decidieron iniciar el año con baraja nueva en una serie de cargos dentro de la administración pública que encabezan. El trío de gobernantes esperaron el primer año de su gestión, para analizar las áreas en que se encontraban cojos o acéfalos y definir el cambio de nombres e incorporar a personajes que pudieran funcionar mejor en esos rubros. Los tres gobernantes llegaron a sus cargos respaldados por los partidos de izquierda y ganaron con amplitud los comicios en julio de 2012. Graco Ramírez Garrido, Morelos; Arturo Núñez Jiménez, Tabasco y Miguel Ángel Mancera, Distrito Federal, decidieron el nombre de los relevos. Arturo Núñez Jiménez fue el primero en dar el paso necesario para ello y reestructurar áreas sensibles de su gobierno como son las secretarías de Salud y de Administración, entre otras. El gobernador de Tabasco realizó siete cambios dentro de la estructura gubernamental y dejó en claro que la eficiencia es la clave de su gobierno y quienes no funcionen serán desplazados. Enfrentando las contingencias del desastre que provocan las lluvias que derivan en inundaciones, Núñez Jiménez esperó hasta los últimos días de año para dar a conocer su decisión. Tabasco, como todos los años, sufre las inclemencias de las lluvias, sin que la respuesta que da el gobierno federal resuelva de fondo el asunto. Las contingencias son frecuentes, el desastre es continuo y, hasta el momento, las soluciones planteadas sirven solamente de paliativo. Tabasco se encuentra nuevamente sufriendo las consecuencias del mal tiempo y el secretario de Gobernación acudió con la ayuda de la federación y con los recursos del Fonden, los que finalmente dan respuesta a las necesidades urgentes y al año siguiente, o hasta antes de eso, el desastre se hace nuevamente presente. En Morelos, Graco Ramírez decidió dar el paso importante para intentar frenar la escalada de violencia que se vive en el estado, cambiando a su secretario de seguridad Pública. Lo hizo designado en el cargo a una figura polémica, que desde la trinchera ciudadana escaló los cargos públicos relacionados con el tema de seguridad. Jesús Alberto Capella, fue secretario de Seguridad Pública en Tijuana y hoy lo es en Morelos y la apuesta es saber si sus métodos son los adecuados para combatir la inseguridad en una de las entidades más conflictivas del país. Resolver el problema de la violencia e inseguridad en Morelos fue uno de los temas de campaña en los que se comprometió a dar resultados el entonces candidato de la izquierda. Durante muchos años, Graco dedicó parte de su esfuerzo a fustigar a los gobernantes que no lograban contener la ola de violencia en la entidad y al asumir el cargo se comprometió para que en un año ofrecer resultados. Las cosas no han caminado en ese sentido y la incorporación de Capella es otro esfuerzo encaminado a ello. Graco aprovechó el momento para mover a su gabinete y relevó a los secretarios de Educación, Movilidad y Transporte, secretaria Ejecutiva de Gobierno y al subsecretario de Planeación, Administración y Modernización. Buena sacudida, aunque el mismo Graco negó que los cambios los realizara por incapacidad o negligencia de los funcionarios relevados. Miguel Ángel Mancera también realizó un cambio obligado, el de secretario del Trabajo en el gobierno del Distrito Federal, designado a Patricia Mercado Castro en la posición que dejó hace ya varias semanas Carlos Navarrete. Navarrete es el candidato favorito para asumir la presidencia del PRD, en cuanto se realice la elección, si es que Cuauhtémoc Cárdenas decide no participar en la contienda. Perteneciente al grupo de los Chuchos, Navarrete intentó competir por la candidatura de la izquierda al gobierno del Distrito Federal, sin hacer mella en las posibilidades de Mancera, conformándose entonces con sumarse a la campaña y esperar una recompensa del nuevo jefe de gobierno, la que llegó en el nombramiento de secretario del Trabajo. La posición no es de las más importantes dentro de la estructura gubernamental capitalina, por lo que llama la atención el nombramiento de Mercado Castro. Patricia fue presidenta de dos partidos políticos México Posible y Alternativa Social Demócrata e intentó ser candidata presidencial en los años 2000 y 2006, consiguiéndolo la segunda ocasión. Fue candidata presidencial que perdió, incluso el registro de su partido, pero Patricia Mercado es una figura dentro de las organizaciones civiles, principalmente vinculadas a género, que carece de todo tipo de formación dentro de la estructura gubernamental. Su incorporación al gobierno capitalino es en parte estratégica por tratarse más de una figura mediática que política. Sin embargo, con los cambios realizados en sus equipos de trabajo, los gobernantes de Morelos, Tabasco y el Distrito Federal, muestran su intención por modificar algunos aspectos de su gobierno, en los que detectaron fallas o errores que pueden ser corregidos. SALVADOR NEME Visitando las calles de San Francisco, California, se encontraba durante el fin de año, Salvador Neme Sastré, exsecretario de Seguridad Pública del Estado de México. Y es que Neme Sastré se encuentra a la espera de ser designado en un cargo público federal, vinculado a los sistemas de seguridad y decidió esa visita para inspeccionar las calles de San Francisco, donde le contaron que Michael Douglas y Karl Malden, impusieron el orden y desterraron la violencia, convirtiéndose en íconos de la ciudad. Otro político que visitó la misma ciudad, aprovechando el asueto de fin de año, es el flamante delegado en Azcapotzalco, Sergio Palacios. Aprovechamos el espacio para felicitar a nuestros lectores y desearles un feliz inicio de año y que todos los propósitos sean concretados en los doce meses restantes. Email: ramonzurita44@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles