Crece trata en Acuamanala

  • URL copiada al portapapeles


14 Ene 2014
Lucía PÉREZ Corresponsal trataLa falta de oportunidades laborales, el limitado acceso a la educación y la falta de recursos públicos en la zona sur del estado, son los factores que propician la conformación y permanencia de redes delincuenciales dedicadas a la trata y tráfico de personas, reconoció la senadora de la República, Adriana Dávila Fernández. En reunión con representantes de distintos medios de comunicación, Dávila Fernández, presidenta de la comisión especial Contra la Trata de Personas en el Senado, destacó que la falta de coordinación institucional a nivel federal y estatal propicia que el fenómeno continúe, pues “se toma como un tema de asuntos políticos y no como un asunto de colaboración interinstitucional”. Además, aseguró que son dos temas los que afectan al estado de Tlaxcala y a su población; la trata con fines de explotación sexual y el tráfico de personas que llevan a cabo los llamados “polleros”. “Adicional al tema de trata, hay un delito que se llama tráfico de personas que es pasar de manera ilegal a otros países a grupos de personas, los llamados polleros de la zona de Acuamanala. Hay redes en todo el país y en el mundo pero hay zonas en el caso de estado que se caracterizan por eso, incluso hay anuncios donde ofrecen tramitar visas para ingresar a Estados Unidos y Canadá, pues no hay ninguna institución que las trámite fuera de las que conocemos”, declaró. Dijo que esas supuestas agencias o empresas que ofrecen la tramitación de visas, no son más que una forma de reclutar a personas con fines de explotación, situación que, puntualizó, debe ser denunciada. Con respecto a la trata de personas, la senadora ratificó que será en febrero próximo cuando se aborden las modificaciones a la Ley de Trata de Personas que quedaron pendientes en 2013. “Nosotros detuvimos el dictamen en el periodo pasado por acuerdo de los grupos parlamentarios, no porque la propuesta estuviera mal sino porque traíamos unas leyes adicionales como la Reforma Energética y Política que se trabajó con ahínco y era la prioridad de los grupos parlamentarios, pero esperamos que en febrero se apruebe la iniciativa”, agregó. La trata de personas es una realidad en Tlaxcala, pero que “no se ha atendido de manera integral, ha habido esfuerzos aislados, se tiene que conformar grupos de trabajo, establecer una comisión intersecretarial como se hizo en el caso del Consejo a nivel estatal pero que eso no significa que haya políticas públicas”. Además, agregó que la trata es un problema de carácter legal, pero también lo es de carácter cultural y se requieren respuestas en ese sentido. Reconoció que hace falta realizar un diagnóstico sobre cuántas personas estarían involucradas en ese tema y en qué lugares operan, no obstante el fenómeno es más focalizado en los municipios de la zona sur de la entidad. “En el Senado no tenemos presupuesto ni facultades para desarrollar esa función, la de investigación, pero sí colaboramos con las instituciones y parte de lo que nosotros trabajamos es el Observatorio Nacional de Trata de Personas”, concluyó.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles