Denuncian abuso contra migrantes

  • URL copiada al portapapeles


17 Ene 2014
Indocumentados en la frontera norte con Estados Unidos son enganchados por bandas de tratantes, narcotráfico, coyotes y delincuencia organizada Lucía PÉREZ Corresponsal migrantesEn la frontera norte con Estados Unidos, los migrantes tlaxcaltecas repatriados, en especial los menores de edad, están expuestos a toda clases de peligros, desde ser enganchados por bandas de tratantes, narcotráfico, coyotes y delincuencia organizada, reconoció la Dirección de Atención a Migrantes (DAM) del estado. En entrevista, el director de la dependencia estatal, Roberto Sánchez Hernández, reveló que son los migrantes en retorno los que enfrentar la mayor problemática, toda vez que es en los estados del norte del país donde se concentra la población de migrantes repatriados. “Y el problema no es que se queden en la frontera, sino que los grupos delictivos abusan de ellos, porque en su afán de pasar los ocupan como ‘mulas’ para llevar cargamentos o maletas, los golpean, los asesinan, a las mujeres la violan, esa problemática es conocida en toda la frontera. Hoy la gente que se encarga de cruzar a los indocumentados, los famosos coyotes han cambiado las estrategias, ahora no son personas adultas, señores o jóvenes, ahora son niños a los que emplean como coyotes”, declaró. Explicó, que los traficantes de personas ocupan a los menores de edad porque garantizan su regreso sin ser detenidos por la comisión del delito, y suelen pasarlos entre seis y siete veces sin problemas. En ese sentido, el funcionario estatal reveló que de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Migración (INM), al año son repatriados 2 mil 500 tlaxcaltecas, de los cuales 25 o 30 son menores de edad de entre 15 y 17 años, ese sector está expuesto a ser blanco de un delito o abusos cometidos por integrantes del crimen organizado. Por eso en el programa especial de migración de la Coordinación Nacional de Oficinas Estatales de Atención al Migrante en el que participó Tlaxcala se expuso ese tipo de riesgos que enfrentan los connacionales con el propósito de generar políticas públicas para proteger a este sector. No obstante, explicó que en el caso de los migrantes menores de edad, estos son animados a dejar sus hogares por amigos y familiares que les cometan sobre los beneficios económicos que representa el cruzar la frontera a Estados Unidos, “pero no saben de las calamidades e inseguridad que hay en el camino”, enfatizó. El director de la DAM reconoció que en la frontera norte “el crimen organizado engancha a los migrantes por todos lados, están en espera de ese sector no sólo de los tlaxcaltecas sino de todos los connacionales del país y de los centroamericanos que quieren cruzar la frontera. Por fortuna, en los registros del año pasado no hubo defunciones en esa franja.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles