Rebelión en mercado de Amalucan

  • URL copiada al portapapeles


17 Ene 2014
Carlos Gómez Ahora que faltan pocos días para que Antonio Gali Fayad asuma el cargo de presidente municipal de Puebla no estaría mal que su equipo de transición hiciera una revisión minuciosa de los reportes entregados por el síndico municipal Ernesto Bojalil Andrade. Se sabe que el síndico aún no ha registrado la rebelión legal emprendida por los integrantes de la asociación denominada Comerciantes y Prestadores de Servicios Fijos y Semifijos del mercado número 18 de Amalucan para tratar de recuperar el control de la administración de los baños públicos de ese lugar. No hay que olvidar que el 30 de octubre de 2013 empleados del aún alcalde Eduardo Rivera Pérez recuperaron el control y administración de los sanitarios públicos de los mercados La Acotota y Amalucan. Sin embargo, David Flores Ramírez, Eduardo Martínez Gerónimo, Samuel de la Rosa Abrajam, Manuel Juárez Cid y Manuel Alonso Macías emprendieron un juicio de amparo contra la acción administrativa emprendida por el alcalde Eduardo Rivera Pérez con la que tomó el control de los baños de Amalucan. El tema debe ser tomado con seriedad por parte del equipo de transición del alcalde electo porque los comerciantes ya dieron muestras de que están dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias para volver a tomar el control de los sanitarios. Y es que de acuerdo a estimaciones realizadas por funcionarios municipales y reveladas por el periodista Rodolfo Ruiz, el negocio de los baños públicos de los 18 mercados municipales dejaba ganancias millonarias para los líderes de esos centros de abasto. Dichas estimaciones refieren que existen ganancias por 2.5 millones de pesos mensuales lo que implicaría un negocio de 30 millones de pesos anuales. En el caso de Amalucan se estima que los comerciantes tendrían ingresos entre 250 y 300 mil pesos mensuales por la administración de los sanitarios públicos. Ahora es entendible por qué David Flores Ramírez, Eduardo Martínez Gerónimo, Samuel de la Rosa Abrajam, Manuel Juárez Cid y Manuel Alonso Macías quieren recuperar el control de su mina de oro. Una vez que Antonio Gali tome el control del Ayuntamiento de Puebla entenderá que una cosa son las promesas y otra la difícil realidad del municipio. Los locatarios del mercado Amalucan por lo pronto ya están listos para tratar de aprovechar la transición entre Eduardo Rivera y Tony Gali para encontrar alguna distracción y si la suerte les sonríe poder regresar al negocio de los sanitarios públicos. Hay mucho dinero en juego. ** ** ** gomezcarlos79@gmail.com @gomezcarlos79

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles