ADIÓS A RENATO

  • URL copiada al portapapeles


29 Ene 2014
 RAMÓN ZURITA SDAHAGÚN Para su buena o mala fortuna política, Renato Sales Heredia fue designado para un cargo de alta responsabilidad, coordinador de la Comisión Nacional Antisecuestros, de reciente creación. Renato es un funcionario público que ha despachado lo mismo con gobernantes del PRD que del PRI, mostrando eficacia en su gestión, tanto en el Distrito Federal, como en Campeche y ahora a nivel federal. Sin embargo, Renato como todo servidor público, tiene esperanzas sobre su eventual participación política, en busca de cargos de elección popular. De eso dio cuenta en las pasadas vacaciones decembrinas, cuando se desplazó a Campeche y contrario a su forma de actuar se hizo notar, provocando escozor entre aquellos que sienten en sus manos la candidatura del PRI al gobierno del estado. Renato no es priista, o cuando menos no se sabe que esté afiliado a este partido, aunque laboró en dos administraciones emanadas del partido tricolor. Fue procurador general de Justicia en Campeche en la administración de Fernando Ortega y subprocurador de la general de la República en el presente sexenio. También fue subprocurador de Justicia en el gobierno perredista de Andrés Manuel López Obrador en el Distrito Federal. En ese entonces, Renato Sales tuvo a su cargo sonados casos como los de Digna Ochoa, la Mataviejitas, René Bejarano y el Heaven. Nacido en Campeche e hijo de un político y humanista campechano del mismo nombre que se vio impedido de ser candidato a gobernador por no ser nacido en la entidad en la que siempre vivió, debido a prohibiciones constitucionales ya desaparecidas, Sales Heredia dejó ver su interés por competir en la contienda estatal del año próximo. Con la responsabilidad que le fue asignada, Renato le está diciendo adiós a la posibilidad de competir por la candidatura al gobierno campechano, dejando el camino libre para los demás aspirantes. La responsabilidad que le fue encomendada es de las más grandes, sobre todo ahora que el gobierno federal decidió enmendar el camino tomado en los primeros meses del gobierno de Enrique Peña Nieto y adoptar nuevas estrategias en materia de seguridad. Uno de los rubros en los que la criminalidad creció enormemente en los meses pasados es el de secuestros, materia todavía pendiente. Por eso, el nombramiento de Renato, un abogado conocedor del derecho y cuyo desempeño en el área de procuración de justicia ha sido satisfactorio. Según el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, México es uno de los países que cuentan con las mejores legislaciones en materia penal. Es cierto que las leyes se han venido modificando y ajustando, de acuerdo a los avances de la criminalidad, por lo que se requiere de adoptar los mecanismos necesarios para hacerla valer, como son ministerios públicos que integren mejor las averiguaciones, jueces menos venales, cuerpos policíacos menos corrompidos, mandos más comprometidos y conocedores de las leyes y mejores estrategias para frenar los índices de violencia y garantizar la seguridad de la población. La materia de secuestro es una de las tareas pendientes, a la que Renato tendrá que aplicarse para frenar la ola expansiva que se presenta en un gran número de entidades del país. Desde que se enraizó la violencia en todo el país, el ramo del secuestro se convirtió en una mina de oro para los delincuentes. La ola de secuestros creció por todo el país, presentándose una serie de eventos en los que los secuestrados fueron personajes de las actividades empresariales y políticas, algunos de ellos convertidos en historias trágicas. La incapacidad de las autoridades quedó mostrada cuando familiares de los secuestrados y en algunos casos asesinados, decidieron actuar por su cuenta encontrando a los responsables de los ilícitos. Por eso, la nueva estrategia se enfoca en forma distinta, según Monte Alejandro Rubido la estrategia tendrá el objetivo de coordinar y dar seguimiento a las acciones necesarias para prevenir, sancionar y abatir el delito de secuestro, además de que contempla la creación de un Comité Especial de Seguimiento y Evaluación de las acciones puestas en marcha. El comité estará integrado por un representante de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar), la Procuraduría General de la República (PGR), un representante de las entidades federativas designado por la Conferencia Nacional de Gobernadores, cuatro de la sociedad civil y la misma Coordinación Nacional Antisecuestro. Rubido anunció que en el comité participarán Alejandro Martí, presidente de la asociación México SOS; Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la Asociación Alto al Secuestro; María Elena Morera, dirigente de Causa en Común; y Josefina Ricaño de Nava, presidenta de México Unido contra la Delincuencia. En su discurso, el nuevo coordinador Nacional Antisecuestro, Renato Sales Heredia, indicó que es fundamental la coordinación entre el gobierno y la sociedad civil para combatir el delito de secuestro. Agregó que para identificar y reforzar las tareas es necesario compartir experiencias, conjuntar esfuerzos, especializar y profesionalizar a los encargados de la seguridad, además de una plena colaboración con los diferentes niveles de gobierno. Mencionó que la eficacia y transparencia son elementales para que la sociedad confíe en sus autoridades. LOS MISMOS Alejandro Martí repitió la frase que le espetó a los servidores públicos en el pasado, si no pueden renuncien, solamente que ahora fue durante la integración de la Comisión Nacional Antisecuestro. Martí forma parte del Comité Especial de Seguimiento y Evaluación de las acciones puestas en marcha, en el que participan los mismos de siempre, María Elena Morera, Isabel Miranda y Josefina Ricaño. Email: ramonzurita44@hotmail.com Email: zurita_sahagun@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles