Partidos pierden identidad

  • URL copiada al portapapeles


05 Feb 2014
Carlos Gómez Ahora que está por iniciar una nueva etapa dentro de la vida política local vale la pena preguntar de qué ideología provienen las personas que estarán al frente de los 217 Ayuntamientos. Lamentablemente no existe claridad en muchos de ellos porque las llamadas coaliciones prostituyeron la identidad ideológica de los partidos y ahora se hizo una rara mezcla en donde no queda claro cuál es la corriente dominante. Y ahí es donde surge la corriente del morenovallismo. ¿Qué es? ¿Cuál es su origen? ¿En qué está basado su plan de gobierno? ¿Cuál es su corriente ideológica? Evidentemente surge de la figura del gobernador Rafael Moreno Valle. Su origen está en el PRI. Su pasado inmediato lo construyó en los principios del PAN. Su presente ganador lo respaldó en una mezcla del PAN, PRD, PANAL y Movimiento Ciudadano. ¿Y su futuro? Nadie lo sabe aún. Con esta rara mezcla la pregunta es qué corriente prevalece en el actual gobierno estatal. Obviamente el PAN fue el partido que encabezó la alianza Compromiso por Puebla que llevó a Rafael Moreno Valle a ganar las elecciones del 2010. Sin embargo, no se ve por ninguna parte a los panistas cogobernando con Moreno Valle. Es más, están en peligro de extinción. En el caso del PANAL, sin duda que sus principios eran los de la maestra Elba Esther Gordillo (cuyos orígenes estaban en el PRI) pero con ésta en la cárcel el Partido Nueva Alianza parece regresar a las filas priistas. Quizá el PANAL ha sido el único partido que realmente ha sido tomado en cuenta por parte del mandatario para crear cuadros útiles para su proyecto de gobierno. En el caso del PRD simplemente se usó su logotipo para la alianza Compromiso por Puebla porque jamás se pusieron en práctica los principios de ese partido en el actual sexenio. Y del partido Movimiento Ciudadano ocurrió algo similar porque su presencia fue estrictamente electoral ya que sus principios fueron borrados de cualquier estrategia gubernamental. Con este panorama uno se vuelve a preguntar qué corriente política predomina en las políticas de gobierno estatal. La respuesta es clara: ninguna. Los partidos políticos perdieron su identidad ideológica en la alianza y ahora son simples logotipos electorales. El que gobierna se llama Rafael Moreno Valle y lo hace bajo sus propios principios y reglas. Y así le funciona a la perfección porque entendió que los partidos y sus principios son sólo para los tiempos de campañas. Y lo mismo ocurrirá con todos los alcaldes emanados de Puebla Unida. El que gobernará en muchos municipios será el mandatario. Eso incluye, desde luego, al municipio de Puebla. gomezcarlos79@gmail.com @gomezcarlos79

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles