Declaran por ataque a Congreso

  • URL copiada al portapapeles


08 Feb 2014
Lucía PÉREZ Corresponsal congresoEste día, Julieta Berruecos Rodríguez, María Luisa Nava Bautista y Pablo Flores Xochitemotl, rindieron declaración en el Juzgado primero del Distrito de Guridi y Alcocer por los delitos de sedición en agravio del Congreso del Estado y de la sociedad, por su presunta participación en las agresiones al recinto legislativo cuando trabajadores del Sindicato 7 de Mayo lanzaron huevos al pleno. Los hechos por los que fueron señalados, se presentaron el día martes 22 de octubre de 2013, cuando un grupo de burócratas adheridos al Sindicato 7 de Mayo arrojaron huevos en el momento en que se daba lectura a la iniciativa con proyecto de decreto, por el que se expide la Ley de Pensiones Civiles del Estado de Tlaxcala. Posterior a la agresión, el entonces director jurídico de ese Poder, Tulio Larios Aguilar, presentó formal denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) por los delitos de agresiones, daños en las cosas y lo que resulte. De lo anterior, un juez les dictó orden de formal prisión del que las personas señaladas se ampararon, empero continúan aportando pruebas para que sea el juez de la causa quien determine el grado de responsabilidad de cada uno de los demandados. Es preciso recordar, que en su momento los trabajadores del 7 de Mayo trataron de desmarcarse de las agresiones, sin embargo existen archivos fotográficos que evidencian el momento en que un par de mujeres extraen los huevos de una bolsa de plástico y los lanzan al pleno, con esas y otras pruebas la autoridad pudo acreditar la participación de los arriba señalados, motivo por el cual a la fecha enfrentan un proceso penal. En esa ocasión, el entonces el presidente la Mesa Directiva del Congreso local, Tulio Larios, solicitó la presencia de la Policía Estatal para resguardar el recinto, con el propósito de evitar que grupos de manifestantes irrumpieran nuevamente en el lugar y afectaran las actividades legislativas. Fue así como se dio la presencia de antimotines, quienes literalmente mantienen sitiadas las instalaciones del Congreso local. Incluso, había sospechas de que alguno o algunos de los trabajadores del Congreso estuvieran coludidos con los manifestantes quienes lograr ingresar al recinto legislativo sin problemas y pasaron los proyectiles sin ninguna observación. A ese respecto, Larios Aguilar declaró “nosotros desde luego estamos en un proceso de investigación, debemos saber quién abrió, forzó o retiró el candando, tiene que existir algún responsable de todo esto”. Por los acontecimientos, la PGJE abrió el Acta Circunstanciada número 3878/2013.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles