CONTRASTES

  • URL copiada al portapapeles


17 Feb 2014
El bono millonario de Rivera Carlos Gómez Qué pasó por la cabeza de Eduardo Rivera Pérez cuando decidió traicionar su palabra de no otorgar el bono de marcha a él, regidores y funcionarios de confianza. En qué cero perdió la cordura y determinó premiar a 900 empleados de confianza y tratar de guardar la lealtad de los regidores hasta el último segundo de su administración a base de dinero pero hoy sabemos que falló su plan. Hoy se nota un Eduardo Rivera preocupado no sólo por su futuro político, sino por su presente sombrío. A los días difíciles que ha vivido Rivera se sumó la confesión de los regidores Carlos Ibáñez y Arturo Loyola sobre los bonos millonarios. Y es que ahora queda claro que Eduardo Rivera antes de irse abrió las arcas para tratar de comprar la lealtad de sus colaboradores pero algo le falló. Hoy se sabe que el bono de marcha de él, regidores y funcionarios de primer nivel se gastó más de 5.8 millones de pesos. La cantidad no aplica para los 900 funcionarios de confianza porque se elevaría de manera estrepitosa pero si aplica para aquellos colaboradores de primer nivel y los regidores. Por ejemplo, los 22 regidores se llevaron su último mes de salario que es de 96 mil 634 para el coordinador y el resto cobraba 88 mil 87 pesos. A cada uno de ellos le dieron un bono de 193 mil pesos. Y nadie debe olvidar que ese dinero no es del bolsillo del alcalde, es de todos los poblanos que van y pagan sus impuestos como el predial y recolección de basura. Así como lo lee. El dinero que usted pagó del predial fue aparar a las bolsas del propio Eduardo Rivera que tenía un salario de 153 mil 801 pesos y se dio un bono estimado en otros 153 mil 801 pesos. Pero no crea que fue el único que antes de irse se llenó las bolsas de dinero. Por ejemplo, los titulares de las dependencias como Secretaría de Gobernación, Secretaría de Desarrollo Social, Secretaría General, Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Secretaría de Administración, Secretaría de Desarrollo Económico y Secretaría del Medio Ambiente tuvieron un salario de 96 mil 634 pesos mensuales y se estima que les dieron de bono una cantidad similar a un mes. Pero hay casos como el de Amadeo Lara Terrón que cobraba 120 mil pesos mensuales y se llevó otro tanto igual de bono gracias a Eduardo Rivera. En esa lista de los colaboradores de Eduardo Rivera que fueron premiados con el bono millonario están los titulares de la Sindicatura, Contraloría, Tesorería, Comunicación Social y Transparencia. Si hacemos un cálculo moderado se puede decir que el bono costó a los poblanos algo así como 5.8 millones de pesos. Y todo ese bono millonario, desde luego que inmerecido por el pésimo trabajo de la administración, salió de los bolsillos de miles de poblanos que pagaron su predial. Y este hombre que dilapidó 5.8 millones de pesos del erario quiere ser gobernador. Lo que está claro es que su carrera puede terminar muy pronto por todas las cuentas públicas que tiene pendientes. Para Eduardo Rivera el 2015 luce muy distante aún. Lo peor, para él, está por venir. gomezcarlos79@gmail.com @gomezcarlos79

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles