DE FRENTE Y DE PERFIL

  • URL copiada al portapapeles


18 Feb 2014
Ramón Zurita Sahagún Crece la lista Conforme se acercan los tiempos de definición de la fecha de la elección del nuevo dirigente nacional panista, surgen un mayor número de aspirantes. Pareciera ser que la confusión que reina en este partido, luego de la contundente derrota electoral sufrida en julio del 2012 y del enfrentamiento entre los grupos en pugna, desató un interés inusual por obtener el control del partido. Es cierto que hay molestia entre la militancia por el resultado electoral que los sacó de la Presidencia de la República, luego de doce años de detentarla y que el manejo del partido por parte de la dirigencia que encabeza Gustavo E. Madero Muñoz genera insatisfacción, pero también lo es que con tantos aspirantes a sucederlo, el actual presidente del partido tiene todo a su favor para reelegirse. Contra Madero Muñoz se ha intentado todo, sin lograr el éxito: se le acusó de aliarse con el gobierno emanado de un partido ajeno; de provocar la división; de ser el gran responsable del fracaso electoral de 2012; de conducir al partido al caos; de malos manejos económicos; de manejar el partido a su antojo. Y es que los panistas ven con asombro cómo la lista de aspirantes va creciendo en forma masiva, aunque será difícil que todos los que manifiestan interés por presidir al partido puedan registrarse como aspirantes. Uno de los requisitos básicos para alcanzar el registro como aspirantes a la presidencia del partido blanquiazul es la de contar con un mínimo de 22 mil firmas de respaldo de los militantes del organismo político, cifra nada sencillo de alcanzar. Un nuevo prospecto se sumó al ya largo contingentes de aspirantes. Se trata de Mario Flores González, que con el respaldo de la agrupación “Rescatemos al PAN”, busca su participación. De los que han manifestado su intención de participar se encuentra el propio dirigente nacional del partido, Gustavo E. Madero Muñoz, quien tiene derecho a la reelección y está considerado como el favorito para ganar la contienda. En segundo lugar viene el senador Ernesto Cordero Arroyo, cabeza del grupo opositor a Madero Muñoz y quien concentra a su alrededor al grupo cercano al expresidente Felipe Calderón Hinojosa. Sin que hubiese manifestado sus verdaderas intenciones, se encuentra Josefina Vázquez Mota, la candidata presidencial derrotada en los comicios del 2012. La exsecretaria de Desarrollo Social y de Educación Pública, ha dejado entrever sus posibilidades de inscribirse en la contienda, aunque no lo ha hecho de manera frontal. Juan Carlos Romero Hicks, senador y exgobernador de Guanajuato, se anotó como aspirante en un principio, aunque a últimas fechas ha guardado silencio sobre sus posibilidades de registrarse. Otro exgobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva, juega con la idea de contender, misma que bulle en su cabeza desde hace algún tiempo. José Luis Luege Tamargo, exdirigente panista en el Distrito Federal y exdirector de Conagua, es otro de los personajes panistas que manifiestan su intención por participar en la contienda interna de su partido. Y mientras los panistas siguen enfrascados en su batalla interna, los dos militantes de ese partido (uno dejó de serlo) que alcanzaron la Presidencia de la República, aprovechan los espacios disponibles para dejar sentir su influencia y probar que mantienen vivos sus liderazgos. Vicente Fox Quesada aprovechó la resaca del día del amor, para reunirse con parte de su gabinete y soltar sus típicas frases que intentan ser memorables, pero que suenan más huecas que nunca. Unos días antes, Felipe Calderón Hinojosa se dejó sentir entre la militancia panista alcanzando una buena convocatoria en la cena en la que presentó su fundación. Email: ramonzurita44@hotmail.com Email: zurita_sahagun@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles