Niega senadora nexo con lenona

  • URL copiada al portapapeles


22 Feb 2014
Adriana Dávila acusó a su compañera de partido Rosy Orozco de usar como sirvientas a las víctimas de trata Lucía PÉREZ Corresponsal nexo lenonaLa senadora tlaxcalteca, Adriana Dávila Fernández, arremetió contra su compañera de partido y presidenta de la organización civil Unidos Contra la Trata, Rosy Orozco, al acusarla de explotar a víctimas del delito a quienes ocupa como “sirvientas”, y de solicitar en más de dos ocasiones dinero de cuyas transferencias tiene pruebas. No obstante a los señalamientos realizados en una rueda de prensa en el estado de Tlaxcala, prefirió reservarse su derecho a presentar una denuncia formal ante las autoridades competentes, toda vez que dijo estar más concentrada en concretar la aprobación de la minuta respecto a la reforma de la Ley General contra la Trata de Personas. Incluso, la senadora aseguró que Rosy Orozco “vive en una casa incautada de Las Lomas propiedad de El Vicentillo y cuántas víctimas de las que atiende ella están siendo reinsertadas socialmente y cuántas de ellas las utiliza como peinadoras como maquillistas, como sirvientas en algunos de los casos, discúlpenme, pero así es, y a cuántas no ha explotado, lucrado, publicitado, con un tema tan noble”. Son acusaciones delicadas, ¿hará las denuncias correspondientes para que se investigue esa situación?, se cuestionó a la senadora panista. “No son acusaciones, son señalamientos públicos y que no he planteado yo, es igual de delicado que ella me señale que yo tengo vínculos con tratantes porque traigo una trayectoria de carácter político y una difamación es un delito”, respondió. Pero por qué no presentar esa denuncia, se insistió, “por supuesto que podría presentarla, la denuncia, pero mira eso es lo que me parece que enturbia los procesos de temas tan nobles, porque se convierte en un tema de carácter personal, y yo lo que quiero es que haya una ley que sea un instrumento correcto para las autoridades y que nos pueda generar mejores condiciones”. Incluso, comentó que dentro de las reformas a la ley general en la materia, existe la posibilidad de investigar a las organizaciones civiles dedicadas al tema, para conocer de dónde surge su financiamiento, cuál es la atención que ofrecen a las víctimas, y la efectividad en la integración a la sociedad. Y aunque Alejandra Gil Cuervo fue vista en diversos foros que organizó Adriana Dávila respecto al tema de trata de personas, la senadora negó que haya tenido algún tipo de relación con la llamada madrota de Sullivan quien se ostentaba como defensora de las sexoservidoras. “Yo no la invité, a mí no me afecta políticamente ni tiene por qué afectarme, en dado caso también le pegaría al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, porque hay fotos con ella en Los Pinos, al titular de la Comisión de Derechos Humanos, Raúl Plasencia, a la propia Rosy Orozco quien la invitó a sus foros cuando era diputada en 2009, la diputada Leticia López que fue quien me la presentó, pero yo no soy instancia investigadora, yo no tengo ningún vínculo personal ni ella ni con nadie de las organizaciones”.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles