LUCHA FRONTAL

  • URL copiada al portapapeles


28 Feb 2014
RAMÓN ZURITA SAHAGÚN Delineado los caminos por los que transitarán los militantes panistas en su camino a elegir a la dirigencia nacional de su partido, los grupos participantes miden sus fuerzas. La retirada de la contienda de la excandidata presidencial, Josefina Vázquez Mota y la consolidación de la mancuerna entre el senador Ernesto Cordero y el exgobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva, aclara el panorama de la lucha. No generó sorpresa alguna el abandono de Vázquez Mota, ya que nunca entró en la contienda y su anuncio fue, simplemente, para jalar los pocos reflectores que le quedan. Josefina no contiende por la presidencia de su partido, pero no descarta continuar su militancia en el partido y hasta aventuró la posibilidad de contender, nuevamente, por un cargo de elección popular, tanto el año próximo, como en cuatro años más. Es decir, la excandidata presidencial no descarta llegar por tercera ocasión a la Cámara de Diputados en 2015, aunque probablemente lo haga por la misma vía de siempre que le permitió en dos ocasiones pertenecer a la Cámara de Diputados como diputada federal plurinominal. El choque por la presidencia del partido estaba calculado desde hace varios meses, cuando salieron a la luz pública lo que era conocido internamente, la pugna entre el grupo de los calderonistas y el del dirigente nacional Gustavo E. Madero Muñoz. Ahora con la ruta trazada y aceptado los términos del proceso electoral interno, vendrán las negociaciones con los grupos que mantienen pequeños cotos de poder e influencia para alcanzar los apoyos necesarios que les permitan el triunfo. Con todo y ello, no son pocos los que auguran el triunfo del actual presidente del partido, el que obtendría el respaldo necesario desde la primera vuelta, sin necesidad de recurrir al método aprobado para la segunda vuelta. Aunque este escenario es previsible para algunos, los calderonistas, aglutinados alrededor del senador Cordero Arroyo, están dispuestos a dar la batalla y enfrascarse en una disputa que permita revertir esos vaticinios. Los resultados alcanzados en pasadas disputas por la presidencia del partido, hacen ver que todo es posible, incluso el producir resultados sorpresivos. Claro que las condiciones actuales son distintas a las del pasado y la elección se realizará en esta ocasión con un método ajeno al tradicional. En los tiempos idos, la dirigencia del partido era elegida por un consejo de notables que muchas veces modificó los vaticinios y las apuestas que surgían desde fuera. Dos de los casos más representativos de ello son los del actual dirigente nacional, Gustavo E. Madero Muñoz, ya que los cálculos anunciaban el advenimiento del hoy senador Roberto Gil, quien traía el apoyo de la familia presidencial de entonces. El otro es el de Carlos Medina Plascencia, quien con todo el respaldo necesario, los acuerdos establecidos, las negociaciones realizadas, resultó sorpresivamente vencido por Manuel Espino Barrientos, en una voltereta inesperada y que hizo ver al propio Medina Plascencia que su ruta sería fallida en todos los terrenos. Tal vez por eso, el primer alcalde panista de León decidió ir y regresar de la actividad política, según los humores que lo acompañen y decidió en esta ocasión no dar su apoyo a ninguno de los contendientes. COMISIONADOS Nadie más que ellos mismos son los responsables de no ser ratificados como comisionados en el nuevo organismo que sustituirá al IFAI. La situación interna que vive ese organismo se reflejó en la comparecencia de los cuatro comisionados, donde las dos comisionadas mujeres enseñaron su nivel, llevando ante los senadores sus pugnas. En este descenso fueron arrastrados todos los Comisionados, por lo que el nuevo organismo tendrá baraja nueva, con sus siete integrantes. Antes de presentarse ante los senadores, se preveía que cuando menos dos de los comparecientes formarían parte del nuevo organismo, un hombre y una mujer. Sin embargo, el nivel de la audiencia mostró que las dos mujeres vivían una realidad distinta y que para una de ellas, era más grande la vanidad que el esfuerzo laboral. La jactancia con la que se manejó María Elena Pérez -Jaén, atrapó a sus otros compañeros, por lo que los senadores prefirieron no dar el aval para ninguno de ellos. De esa manera, el Senado desechó las solicitudes de los Comisionados Sigrid Arzt, Gerardo Laveaga, Ángel Trinidad Zaldívar y María Elena Pérez-Jaén para ser considerados como integrantes del nuevo órgano de transparencia, al quedar enterado el pleno de que no hubo consenso en las bancadas para avalar su ratificación. NUEVO PROCURADOR Finalmente, el Congreso de Veracruz aprobó la propuesta para que Luis Ángel Bravo Contreras se convirtiera en el nuevo procurador general de Justicia del estado. Salido del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información, el nuevo funcionario tendrá una tarea sumamente complicada, ya que en Veracruz existe un amplio rezago en el sector que le corresponde. Bravo Contreras llega con todo el respaldo de gobierno y sociedad, aunque tendrá que mostrar resultados a la brevedad. Llega al cargo en medio de una crisis de credibilidad, provocado por quien le antecedió en el cargo, ya que nunca avanzó en una serie de casos que motivaron el reclamo de la ciudadanía y motivaron su relevo. De acuerdo con sus funciones, el nuevo procurador realizará una reingeniería de la dependencia para proteger de manera proactiva a las víctimas del delito y tender puentes de entendimiento y diálogo permanente con la sociedad, para sumar al ciudadano en el cumplimiento de su misión. Email: ramonzurita44@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles