Viajarán migrantes a laborar en Cánada

  • URL copiada al portapapeles


04 Mar 2014
Discriminación, violación a los derechos laborales y limitación en los servicios de salud son los costos que pagan los trabajadores temporales tlaxcaltecas Lucía PÉREZ Corresponsal migrantesRacismo, discriminación, violación a los derechos laborales y limitación en los servicios de salud, son los costos que pagan parte de los dos mil trabajadores temporales tlaxcaltecas en Canadá, quienes por miedo y autocensura prefieren guardar silencio para no ser excluidos del Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales (PTAT) México-Canadá, reveló Andrea Gálvez González, enlace de ese esquema laboral en México. En el marco del 40 aniversario del Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales México-Canadá, se presentó el foro Análisis, evaluación y propuesta de política pública en materia de trabajo temporal que se llevará a cabo en próximos días. La encargada del programa informó que son tres los municipios con mayor flujo de connacionales a Canadá bajo ese sistema laboral, originarios de los municipios de Nanacamilpa, Ixtacuixtla y Lázaro Cárdenas, quienes en general son considerados como unidades económicas que se desplazan y reenvían remesas, pero que también son susceptibles de sufrir violaciones a sus derechos humanos fundamentales. Gálvez González mencionó que en el foro se tratará el tema de los costos de la migración, entre los que destacan los actos de racismo, discriminación, violación a los derechos laborales y limitación en los servicios de salud. Los resultados de una encuesta respecto a las violaciones cometidas contra ese sector, reveló que 75 por ciento de los empleadores canadienses habían violado en más de una vez los derechos laborales de sus empleados temporales, eso demuestra que la denuncia por parte del trabajador y la atención de las autoridades debe ser mayor. También “existen actos racistas y discriminatorios por parte de las autoridades comunitarias de Canadá, quienes han solicitado que los módulos de descanso y atención de los migrantes mexicanos sean colocados fuera de los lugares donde suelen pasear y convivir la población canadiense”. Otro de los aspectos, son los de acceso a la salud, aspecto en el que los propios trabajadores deciden guardar silencio y soportar sus malestares por temor a ser expulsados del programa, por lo que tienden a autocensurarse. Debido a lo anterior, en la última década han localizado problemas estructurales en el mecanismo del programa, y esas consecuencias derivan en fallas en los mecanismos de prevención, capacitación y protección, que representan un costo en temas de recursos económicos, de salud física y mental tanto para el trabajador, como de su familia y su comunidad, concluyó. Es importante mencionar que el 75 por ciento de los trabajadores migrantes temporales son empleados en el sector de la horticultura, el 18 por ciento en invernaderos y el resto en empacadoras.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles