PICOTAZOS

  • URL copiada al portapapeles


10 Mar 2014
Por: El Tucán Luis Banck Serrato más que resultados echó culpas Víctor Manuel Giorgana no cumplió con el cometido Guillermo Deloya Cobián y su disfrazada campaña “Errar es humano, pero más lo es culpar de ello a otros.” Baltasar Gracián Luis Banck Serrato llegó a Puebla a finales del año pasado con un halo de esperanza para la administración estatal que veía en él una respuesta para mejorar el problema de la pobreza. No sólo es una persona con experiencia en instituciones internacionales que buscan aliviar este terrible problema, como el Banco Mundial; sino que no persigue activamente una posición política de elección popular, como sus antecesores. Es un personaje cuyas ideas han tenido resultados palpables en mejorar la situación del estado, como lo fue en su tiempo la creación de las Unidades Móviles de la Sedeso y el inicio de Casa de Ángeles. Es por ello que después de su comparecencia la semana pasada muchos volvieron a tener un sentimiento de desesperanza ante el problema de la pobreza. Y es que el adalid que muchos pensaban podría mejorar la situación, cayó en la misma actitud que algunos diputados y diputadas panistas, culpando a administraciones pasadas o a la federal por lo que ha sido una clara omisión de las políticas públicas en el estado. Si la mini bancada del PRI en el Congreso local, hubiese estado preparada para debatir sobre el tema, le podrían haber refutado al secretario de Desarrollo Social en Puebla, que entidades como Guanajuato, Colima, Campeche e incluso Chiapas, a pesar de tener las mismas condiciones nacionales -aumento de precios de la canasta básica y bajo salario mínimo-, lograron disminuir el número de pobres. Mención especial debe darse a Oaxaca, que pasó de ser el tercer estado con mayor porcentaje de población en pobreza al cuarto. Puebla ahora ocupa el lugar de Oaxaca. Luis Banck les dijo a los tricolores, que uno de los factores que ha incrementado la pobreza en el estado, es el aumento de la inflación, que es responsabilidad federal, ya que eso disminuye el poder adquisitivo de las familias. Sin embargo, la inflación afecta de igual manera a todo el territorio nacional, y todos los estados deberían haber aumentado el número de pobres. Sin embargo, se observan varias entidades que por el contrario lo disminuyeron. Los priistas pasaron inadvertido el argumento de que una de las razones por las que hay tantos pobres en Puebla es debido al bajo número de beneficiarios inscritos en el Programa Oportunidades, pues la realidad es que, regresando al ejemplo con Oaxaca, en Puebla hay más beneficiarios pues de acuerdo al padrón de ese programa federal, en 2012 había 485 mil familias poblanas con dicho apoyo, mientras que la vecina entidad registraba 456 mil. De acuerdo con la Encuesta de Ocupación y Empleo del 2012, Puebla observaba una tasa de desempleo de 4.13 por ciento, mientras que en Oaxaca era de 2.59 por ciento. Esa misma encuesta daba cuenta que mientras en el estado 47.7 por ciento de las personas que trabajaban ganaban menos de 2 salarios mínimos, en Oaxaca la proporción era de 17.6 por ciento. En otras palabras, a pesar de enfrentar condiciones nacionales similares, en Oaxaca hay menos desempleo y menos personas con bajos ingresos. Finalmente, es importante mencionar que Chiapas es el estado con mayor porcentaje de pobres en el país, sin embargo, en Puebla viven más personas en esa condición. En Chiapas hay 3 millones 782 mil personas en condiciones precarias y en la entidad poblana son 3 millones 878 mil. Conclusión: al coordinador de los legisladores locales del PRI, Víctor Manuel Giorgana Jiménez, con todo y su experiencia como exsecretario de Desarrollo Social en el municipio, le faltó prepararse para cumplir a cabalidad la misión encomendada por la dirigencia nacional de su partido, dicho por el mismo, cuestionar los resultados de la administración morenovallista… Como secretario particular de Mario Plutarco Marín Torres, a propuesta de Valentín Meneses Rojas, el aspirante a todo y candidato de nada, Guillermo Deloya Cobián, se dedicó a utilizar recursos públicos, consistentes en mobiliario, lonas, estrado, sonido, personal para colocar y operar todo ello, e incluso maestro de ceremonias del Ejecutivo, para que a través de su organización denominada Fundación Urbano Deloya, se dedicara a realizar eventos, con supuesta razón social, en algunas colonias de la Angelópolis, con la férrea esperanza de ganar adeptos para alcanzar la candidatura a presidente municipal de Puebla o por lo menos una diputación local. Hoy Deloya Cobián regresa a las andadas con la citada fundación, Dios sabe con qué recursos -seguro no deben ser los suyos- a realizar actividades porque ¡descubrió! que Puebla ocupa el cuarto lugar a nivel nacional en pobreza, y por eso su idea del programa Escuela para la Vida, con el que -según él- pretende contribuir en la lucha contra dicho problema social. Eso ni él mismo se lo cree y ya se verá en 2015… La residencia presidencial de Los Pinos ha mantenido esta semana un comportamiento discreto y la figura del Ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto, no ha sido motivo de primeras planas, tal vez porque no hubo viajes al extranjero ni reuniones "cumbre"; el presidente ha delegado responsabilidades en lo interno, principalmente el caso Michoacán, al comisionado Alfredo Castillo y al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio; en tanto los secretarios de Defensa y de Marina, Salvador Cienfuegos y Vidal Soberón respectivamente, han mantenido un bajo perfil luego de la detención de Joaquín Archibaldo Guzmán Loera, alias El Chapo, el criminal "más buscado del mundo" dicen las fuentes oficiales del Estados Unidos y de México... Pero lo peligroso de mantener más de dos semanas como noticia principal la captura de un delincuente sólo nos lleva a pensar que no hay otra cosa importante de qué ocuparse, como el crecimiento del PIB, el aumento de los combustibles (gasolina y gas doméstico principalmente) y la baja competitividad de México en el comercio regional y mundial... Sin embargo, en las ocho columnas, la delincuencia empresarial le ha seguido a la delincuencia organizada: la empresa Oceanografía, proveedora de servicios a Pemex, ha sido conocida en el mundo por haber incurrido en un fraude multimillonario contra la filial mexicana de Citigroup: Banamex, el monstruo bancario que no es el único afectado por las maniobras de Oceanografía sino también sus trabajadores y sus clientes extranjeros. Pero el procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, y el infaltable secretario de Hacienda, Luis Videgaray, han declarado que se trata de líos "entre particulares", tratando de deslindar a Pemex del asunto. Sin embargo los analistas y los medios se siguen preguntando: ¿Y de dónde ha obtenido tanto dinero esa empresa? Los malpensados han señalado que los hijos de doña Martita Sahagún de Fox, los chicos Bribiesca Sahagún, están involucrados en las negociaciones turbias, pero el mismísimo Vicente Fox Quesada, expresidente de México, ha salido en defensa de sus hijastros y ha dicho que "su familia está limpia"... Pero los Bribiesca sólo son la punta de la madeja: Oceanografía lleva varios lustros enriqueciéndose a costa de la paraestatal y es muy importante ahora que el joven director Emilio Lozoya Austin, ponga las cosas en claro y se den a conocer los contratos que Pemex ha suscrito con dicha empresa, así como quiénes son los funcionarios que han negociado con ella y quiénes son los principales accionistas de esa monstruosa compañía a la cual ya le fue embargado el buque de exploración más grande del mundo (pero el embargo fue hecho por autoridades noruegas... Y hasta la próxima

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles