TOCHO MOROCHO

  • URL copiada al portapapeles


20 Mar 2014
Montserrat Fernández Galindo  ¡15 de marzo no se olvida! Después de un delicioso puente bien disfrutado en la playa con buenos amigos, el lunes esta columnista regresó a la… iba a escribir civilización, pero la verdad en Oaxaca escasea. De vez en cuando tenemos golpes de suerte. Momentos inolvidables que se nos van de las manos en un abrir y cerrar de ojos. Como le iba diciendo, regresé a mi tierra natal y no aguanté las ganas de estrenar el paso deprimido. Me ganó la tentación. Paso habitual de su servidora. Sé que Netzahualcóyotl Salvatierra, secretario de las Infraestructuras y Ordenamiento Territorial Sustentable (SINFRA) está con el pendiente de mis impresiones o inquietudes respecto a mi aventura debajo del puente. Ahí le van. La primera vez que pasé sentí un cosquilleo terrible, no sé si de la emoción o del nervio que se fuera a caer algún muro. Muy poca circulación. Las otras veces pasé con más confianza y la verdad, en cuestión de segundos estaba del otro lado. Antes era una tortura manejar por esta zona, la espera en los semáforos era mortal. Ese atravesar de Ciudad Universitaria al Piticó del Periférico una eternidad. Mi estimado lector, no vaya a mal interpretar el cambio tan repentino en los comentarios respecto a esta magna obra; no piense que de ser una crítica del Distribuidor Vial ahora me he convertido en una vil aduladora ¡No, para nada! Esta humilde escribiente no se opone al progreso, ni a los grandes proyectos que beneficien a la sociedad oaxaqueña, la molestia al igual que la mayoría de la población, es la lentitud con la que se hacen las obras en la entidad. Para la construcción del DV5S se tardaron casi tres años; en Puebla y en otros estados elaboran estas construcciones cuatro veces más rápido. Otro motivo de crítica fue (o es) el costo de este contrato superior a los 200 millones de pesos. No hay que olvidar que el presupuesto original fue de 126 millones de pesos, pero se tuvieron que hacer unas modificaciones con un costo adicional de 80 millones. Como si en Oaxaca sobrara dinero. Desde un principio se reprobó la manera de la "licitación"; constructores aseguraron esta obra se adjudicó por debajo del agua. En fin, los oaxaqueños podemos presumir que ya tenemos un distribuidor vial. Muy prematuro calificar la eficacia o las debilidades de este proyecto. El tiempo y la lluvia nos ayudarán a aclarar nuestras dudas. No hubo ni corte de listón, ni brindis con rubio champagne, ni mucho menos fuegos pirotécnicos. ¿Hay algo que festejar? *** ¿Hasta cuándo señor gobernador? ¿Hasta cuándo Señor Presidente de la República? ¿Cuánto tiempo más permaneceremos secuestrados por los normalistas? Con sus acciones de ayer merece que entre el ejército ¡sí ya sé! eso lo escribí en la columna pasada. Los futuros maestros secuestraron literalmente Plaza Oaxaca, saquearon varias tiendas, entre ellas Soriana y una de herramientas; realizaron destrozos a diversos inmuebles y elaboraron bombas Molotov. Lo más grave del asunto es que dejaron encerradas a personas que ya no les dio tiempo correr, y a los cuerpos policiacos los cercaron con una barricada de carritos metálicos. Es decir, se quedaron con tolete guardado. La ciudadanía, excepto los normalistas, sus familiares y seguidores de éstos, unos unimos a la exigencia del presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Benjamín Hernández, quien demandó a Gabino Cué aplicar el Estado de Derecho. Y como están las cosas, pedimos que se aplique el estado de derecho, del izquierdo, de atrás y de adelante ¡no invente! En los chats cundió el pánico "amenaza de bomba en Plaza del Valle". El termómetro en las redes sociales subió a las máximas temperaturas: “¿alguien gobierna Oaxaca?”, “y ¿la autoridad? ¿quién hace frente a las pérdidas?” fueron algunas preguntas. @CHEMA_OAX escribió:"así luce Plaza Oaxaca, los polis mirando los actos vandálicos de los normalistas". Otro usuario jj_cortes: "así las cosas está tarde en plaza Oaxaca, nuevamente el conflicto normalista hace crisis en la cd.de Oaxaca". Lamentable la realidad en este bello estado. Mucha inconformidad, pobreza, injusticia, levantamientos sociales, corrupción, riqueza desmedida. El magisterio no acepta la Reforma Educativa, los normalistas quieren 750 plazas automáticas, los estudiantes de Enfermería de la UABJO marcharon y tomaron rectoría, Antorcha campesina anunció que continuarán el plantón que mantienen en el corredor del Palacio de Gobierno y reforzarán su jornada con otras movilizaciones. Los policías estatales paralizaron sus labores y retuvieron en sus propias oficinas al Secretario de Seguridad Pública Estatal (SSP), Alberto Esteva Salinas, para exigir el pago de un bono, viáticos y la dotación de uniformes, entre otras demandas; los líderes perredistas piden a Cué garantice la paz a raíz de los asesinatos de los dirigentes y ex alcaldes del Partido de la Revolución Democrática (PRD)… y los priístas, panistas, comerciantes, líderes empresariales y la ciudadanía en general gritamos un ¡ya basta! ¡queremos paz! Aunque déjeme decirle que el titular del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal A.C., José Antonio Ortega Aguilar, aclaró, en presencia del Presidente Municipal, Javier Villacaña Jiménez, que el municipio de Oaxaca de Juárez no es el más violento del país, retractándose del señalamiento emitido por ese organismo en su informe presentado en febrero. Villacaña destacó que desde los primeros días de su administración, se han implementado diversas estrategias y programas para reforzar la seguridad física de los oaxaqueños, además de garantizar que la capital sea un destino seguro para turistas nacionales y extranjeros. ¡Asú! Pues creo que no se ha logrado y falta mucho por hacer. Insisto no soy negativa, soy realista. Los retos que enfrenta la entidad en materia de seguridad y paz social son complejos, sólo podrán alcanzarse sí la sociedad y el sector empresarial, en conjunto con los tres niveles de gobierno trabajan juntos. ¿Por dónde empezamos mi estimado seguidor? ¿de qué manera vamos a ayudar? Creo que JVJ trae buenas intenciones, la ciudadanía ha visto con buenos ojos su inicio de administración. * Lic. Ciencias y Técnicas de la Comunicación tochomorocholacolumna@hotmail.com tochomorocho@imparcialenlinea. com @morochotocho

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles