LA CORTE DE LOS MILAGROS

  • URL copiada al portapapeles


28 Ene 2015

RODOLFO RUIZ R.

Otra más de los verificentros

Hoy voy a ceder mi espacio del blog para dar salida a una denuncia ciudadana sobre las fallas, los abusos y la corrupción con que funcionan los "nuevos" Centros de Verificación Vehicular de Puebla y otros municipios.

A manera de botón de muestra le diré que la historia que voy a contarle ocurrió este lunes al filo de las 10:30 horas en el establecimiento que opera en la avenida Municipio Libre o avenida Las Torres, a un costado de la unidad habitacional La Margarita o atrás del fraccionamiento Lomas del Mármol, de donde es vecino el afectado.

Resulta que Antonio R. Ortiz llegó puntual a su cita, a las 9:30, y lo primero que se encontró fue que adelante de él ya había otros automovilistas que en sus parabrisas tenían horas posteriores a la suya, cuestión que confirma que los horarios no se respetan.

Faltando dos vehículos para llegar a los equipos donde su camioneta sería verificada, el encargado de la fila le pidió pasar a la caja a pagar.

Este sacó tres billetes de cien pesos cada uno, y la cajera le dijo de manera textual: Oiga no me puedo quedar con su cambio (50 pesos, considerando que el monto a pagar era de 250).

- Claro que no se lo puede quedar.

- Es que no me puedo quedar con su cambio, insistió la cajera.

- Me dice algo muy obvio... nadie se puede quedar con un cambio.

- Entonces vaya al Oxxo o la gasolinera y cambie su billete, por favor.

- Y qué pasa con mi turno. Puedo dejar ahí mi auto, replicó el vecino de Lomas de Mármol.

- No, no se puede... no me lo tome a grosería pero no se puede.

- A ver ¿no tiene un billete de 50 pesos para darme el cambio?

- No, no tengo.

- Entonces no es usted grosera sino inepta, cómo no va a tener billetes de 50 si las verificaciones son de 250 pesos. No es posible que no tenga billetes suficientes para dar cambio.

La cajera se indignó y le regresó sus billetes y la documentación. Marco R. Ortiz se los volvió a entregar y ésta entonces se los arrojó al piso, al igual que sus papeles, no sin antes arrugarlos y cerrar la ventanilla.

El afectado quiso hablar con el gerente o el encargado del establecimiento, y el único que pudo atenderlo fue un tipo de pants negro con vivos rojos, gorra blanca y gafas de sol sobre la visera.

Este le dijo que no era problema suyo ni de la cajera que no hubiera cambio, y que el servicio no se lo iban a dar por haber insultado a la cajera y que tenía que retirarse de inmediato por encontrarse en un negocio privado.

Ortiz ya furioso sacó su celular para grabarlo y exigirle repitiera sus palabras.

Para entonces el escándalo y las protestas de quienes estaban en las filas iban en aumento. Una señora dos o tres unidades atrás ofreció cambiarle el billete de cien por dos de cincuenta, y otro empleado del verificentro tuvo que pedirle a la cajera: cóbrale ya al caballero.

Hasta aquí la denuncia en la que por sí misma se explica el modus operandi de encargados y empleados de estos establecimientos para quedarse con dinero de más, con el pretexto de que no tienen cambio y de que si se van a cambiar pierden entonces su turno y tienen que hacer nueva cita.

¿Y la Profeco? ¿Y la Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial?

Bien, gracias.

***

En el último número de la revista Quién, uno de cuyos materiales centrales está dedicado a la comida que anualmente organiza el arzobispo de la Iglesia Ortodoxa de México, Antonio Chedraoui, aparecen fotos de varios de los poblanos que este mes acudieron al banquete.

Entre ellos el gobernador Rafael Moreno Valle, el alcalde capitalino José Antonio Gali y su hermano Eduardo, así como las diputadas y diputados locales Maritza Marín, Silvia Tanús y José Chedraui.

Este último, por cierto, también apareció en las páginas centrales de Club, el suplemento sociales del periódico Reforma que se publicó el fin de semana acompañado de los empresarios Freddy Name e Isidro Ambe, de la Fundación Telmex.

Otros poblanos que acudieron al cumpleaños 83 del arzobispo Antonio Chedraoui fueron el delegado de Sagarpa, Alberto Jiménez Merino y la presidenta estatal del PRI, Ana Isabel Allende.

rruiz@e-consulta.com/periodistasoy@hotmail.com

@periodistasoy

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles