DE FRENTE Y DE PERFIL

  • URL copiada al portapapeles


29 Ene 2015

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

 

MUJERES

Lo que parecía ser una reivindicación de las mujeres en la actividad política parece quedar en solamente un buen propósito.

Es cierto que la adecuación legal realizada para que hombres y mujeres tengan un 50 por ciento de representatividad quedó reducida al Congreso federal y en esta primera fase a la Cámara de Diputados, pero se esperaba que el sexo femenino lograra un mayor número de candidaturas a los gobiernos estatales.

Pocas oportunidades han tenido las mujeres de alcanzar, primero, la nominación de un partido político a un gobierno estatal y todavía menor han sido los triunfos logrados en las urnas.

Tres priistas y una perredistas se colocan esas medallas que también lograron otra priista y una perredista más, que gobernaron por la vía del interinato.

Griselda Álvarez Ponce de León fue la primera mujer electa en las urnas, al ganar los comicios de Colima, enarbolando los colores del PRI, para que varios años después, Beatriz Paredes Rangel hiciera lo propio en Tlaxcala.

Amalia García Medina fue la primera mujer en conquistar el voto popular, por un partido ajeno al PRI, ya que con las siglas del PRD se impuso en Zacatecas.

Ivonne Ortega Pacheco, Yucatán, cierra el ciclo de mujeres ganadoras de los comicios estatales en las urnas.

Claro que ha otras dos mujeres que han gobernado, una con las siglas del PRI, Dulce María Sauri Riancho y otra con las del PRD, Rosario Robles Berlanga, quienes entraron de emergentes en Yucatán y Distrito Federal, respectivamente.

De ahí en fuera, los partidos han postulado a mujeres en diversos estados, sin alcanzar la victoria, aunque tampoco tantas como pudiera ser.

Con la adecuación de la legislación, propuesta por el propio Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, se consideró que los priistas tendrían un mayor número de candidatas en los nueve estados con elección de gobernador en 2015.

La nominación sería una muestra de buena voluntad por parte del partido que ha gobernado el país desde 1930, con excepción de doce años de dominio panista.

No parece ocurrir así, ya que con seis candidatos propuestos por el partido tricolor, el dominio de los varones es de cuatro nominaciones contra dos de las mujeres.

Es cierto quedan otras tres, pero salvo una sorpresa que sería la posibilidad de hacer candidata del conflictivo estado de Guerrero a Claudia Ruiz Salinas, algo que no está en la agenda partidista, en las otras dos no hay mujer alguna que tenga el respaldo suficiente para competir con los colores del Revolucionario Institucional.

Colima y Querétaro, parecen ya definidas las candidaturas del tricolor a favor de abanderados hombres, aunque será en los próximos días cuando se anuncien los nombres que ya todo mundo menciona y espera.

De esa forma, la planilla de candidatos priistas a los nueves gobiernos estatales quedaría compuesta por siete hombres y dos mujeres.

Las mujeres serían en Nuevo León y Sonora, Ivonne Álvarez García y Claudia Pavlovich Arellano, ambas senadoras con licencia y con mayor posibilidad de triunfo de la segunda que de la primera.

En Baja California Sur, Campeche, Colima, Guerrero, Michoacán, Querétaro y San Luis Potosí, serían hombres los que competirían con los colores del Revolucionario Institucional.

Pero si el PRI parecía el más comprometido con el impulso a las mujeres en todo tipo de elecciones, los otros partidos con presencia nacional deshojan la margarita en lo tocante a nominaciones de mujeres.

El PAN, siendo un partido señalado en algunas ocasiones como misógino, ya delineó a dos mujeres como sus candidatas en sendos estados.

Se trata de Michoacán y Nuevo León, donde competirían Luisa María Calderón Hinojosa y Margarita Alicia Arellanes Cervantes, respectivamente.

Por vez primera en la historia de Acción Nacional, ambas mujeres competirán con grandes posibilidades de triunfo.

Luisa María ya fue candidata y aunque favorita en las encuestas terminó perdiendo ante el priista Fausto Vallejo Figueroa de triste historias.

Margarita acumula una historia de éxitos que podría coronar con el triunfo electoral por el gobierno de Nuevo León.

En el PAN todavía se mantiene con aspiraciones Sonia Mendoza Díaz, senadora de la república y quien pretende competir con los colores blanquiazules por San Luis Potosí.

Dentro del PRD se asoma Beatriz Mojica Morga como una de las cartas fuertes de este partido y eventual candidata que podría llevarlos a un triunfo en las urnas, si es que la postulan como su abanderada en Guerrero.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Email: zurita_sahagun@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles