LA CORTE DE LOS MILAGROS

  • URL copiada al portapapeles


05 Feb 2015

RODOLFO RUIZ R.

Dos nuevas razones

Si el presidente municipal de Puebla, José Antonio Gali Fayad, no le dio las gracias a su director de Desarrollo Rural, Jesús Montiel López, cuando trascendió que éste era objeto de una investigación federal por anomalías durante su gestión como gerente estatal del Fideicomiso de Riesgo Compartido (Firco), ahora tendrá dos nuevas razones para echarlo del ayuntamiento de Puebla.

Una es que el censo agrícola que se comprometió a tener en agosto del año pasado -y que contrató y pagó por adelantado a la UPAEP en más de 700 mil pesos- aún no está listo, y otra es la pérdida de al menos 28 toneladas de fertilizante que se reparte a productores de diferentes juntas auxiliares de la capital dentro del programa “Abonando al Futuro del Campo Poblano”.

Sobre el censo agropecuario y rural se sabe que Jesús Montiel contrató a la UPAEP un estudio de campo para determinar no sólo la situación de la agricultura en el municipio de Puebla sino el número y ubicación de las personas dedicadas a esta actividad en 10 de las 17 juntas auxiliares, con el propósito de elaborar un padrón de potenciales beneficiarios y diseñar estrategias para fortalecer este sector productivo.

El censo, que se debió entregar en agosto, aún se sigue elaborando pero está lejos del proyecto original contratado, pues éste ya no es un censo sino una encuesta y un estudio de gabinete a partir de cifras y bases de datos del INEGI, y en el cual por cierto se trabaja a marchas forzadas para tenerlo listo esta o la próxima semana, para dar cumplimiento al compromiso del rector de la UPAEP, Emilio José Baños Ardavín, de entregarlo antes del primer informe del presidente municipal.

Respecto al extravío de al menos 28 toneladas de fertilizante, se sabe que el faltante se descubrió durante una auditoría a la Dirección de Desarrollo Rural en la que se hallaron inconsistencias documentales entre los bultos supuestamente entregados a productores con las existencias en almacenes y bodegas.

***

De nada sirvió que en la preparatoria Enrique Cabrera Barroso de la BUAP no se permitiera que el anterior director Benjamín Jaime Pérez Romero impusiera a su hermano Augusto Eleno como su sucesor, si el actual director de esta unidad académica, Rogelio Sánchez López, supuestamente opositor de aquellos, les ha entregado en bandeja de plata las consejerías, la Comisión de Dictaminación Académica y la Comisión Especial de Evaluación.

Si con Benjamín Pérez la Enrique Cabrera estaba copada de amigos y parientes, con Rogelio Sánchez todo cambió para seguir igual o peor, pues ahora los alumnos no sólo se emborrachan en las instalaciones de la preparatoria, como el miércoles 3 de diciembre cuando aquel rindió su informe de actividades, sino se ausentan por días o semanas sin que ningún profesor pueda suspenderlos o reprobarlos por faltas.

El director que prometió terminar con los excesos y abusos de los Pérez Romero ahora hasta les cede las consejerías de unidad y las consejerías universitarias a través de Esther Hernández y Cruz Vázquez, profesoras abiertamente identificadas con el actual director académico de Educación Media Superior de la BUAP.

***

Este miércoles comenzó correr en Facebook una campaña que aseguran será el inicio del proyecto propagandístico del gobernador Rafael Moreno Valle rumbo al 2018. La campaña lleva el slogan ¡Claro que podemos! ¿A poco no? y tendría como autor al actual secretario de Comunicación del CEN del PAN, Marcelo García Almaguer.

Dicha campaña es, por cierto, muy parecida a una que ya se difundió en España.

rruiz@e-consulta.com/periodistasoy@hotmail.com

@periodistasoy

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles