CONTRASTES

  • URL copiada al portapapeles


10 Feb 2015

CARLOS GÓMEZ

Alerta por inseguridad en Puebla

La ejecución del expresidente municipal de Cuapiaxtla de Madero, Santos García Machorro, y posteriormente de sus primos Armando Téllez Machorro y Abundio Téllez, encendió una alerta sobre la seguridad en Puebla.

Y es que los hechos delictivos no sólo han ocurrido al interior del estado, sino que en la propia capital se difundieron en redes sociales dos vídeos de una o dos bandas dedicadas al robo de autopartes (llantas).

El tema no es menor y el secretario de Seguridad Pública del Estado, Facundo Rosas, y el secretario de Seguridad Pública Municipal de Puebla, Alejandro Santizo, deben reforzar las medidas para evitar más hechos violentos.

El caso que más llama la atención es sin duda el del ex edil de Cuapiaxtla de Madero porque sus asesinos no robaron ningún objeto de valor de su domicilio y, en cambio, le propinaron cinco heridas con arma blanca y disparos con arma de fuego.

Es decir, fue una ejecución en toda la extensión de la palabra.

Además de que extrañamente a la mañana siguiente sus primos también fueron ejecutados en la población de Santiago Tenango, municipio de Quecholac.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) deberá investigar a fondo el tema del ex presidente municipal y sus familiares porque obviamente no es una casualidad que ejecuten a tres personas de la misma familia en un lapso muy corto.

Y en el caso del municipio de Puebla es urgente que el titular de la seguridad de los poblanos dé resultados para atrapar a los ladrones de autopartes que como se aprecia en los dos vídeos de las redes sociales operan de una manera coordinada a cualquier hora del día.

Ahora que se acerca al Primer Informe de Labores del presidente municipal, Antonio Gali, es necesario que su secretario de Seguridad se aplique a fondo en su trabajo y otorgue las garantías de seguridad a los poblanos.

También es urgente que la estrategia de las cámaras de seguridad dé mejores resultados porque actualmente se discute más la aplicación de la fotomulta en las calles de Puebla que los logros obtenidos con las cámaras de vigilancia que se han instalado en la gestión de Tony Gali.

No hay que olvidar que han sido cámaras particulares las que han podido captar los momentos en que los ladrones de autopartes actúan.

¿Y las videocámaras de vigilancia cuándo funcionarán?

Un ejemplo debe ser que mediante las cámaras instaladas en el primer cuadro de la ciudad se puedan identificar a los agresores de los estudiantes y aspirantes de la BUAP la madrugada del domingo.

Es evidente que existe un registro minuto a minuto de lo que ocurre frente al Palacio Municipal y los agresores debieron ser videograbados.

¿O no?

Ojalá y pronto haya buenas noticias para los poblanos en materia de seguridad.

Porque créame que hacen falta.

gomezcarlos79@gmail.com

@gomezcarlos79

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles