Pese a recorte, Liconsa operará

  • URL copiada al portapapeles


10 Feb 2015
Lucía PÉREZ Corresponsal LICONSA El programa de abasto social de leche en Tlaxcala que maneja Liconsa no sufrirá afectaciones por el recorte de 124 mil 300 millones de pesos en el presupuesto federal, por lo que mantendrá un padrón de 73 mil beneficiarios y 173 lecherías abiertas. Tras confirmar lo anterior, el gerente en Tlaxcala de la paraestatal, Luis Roberto Lastiri Quirós, destacó que Liconsa es una empresa autosuficiente que sólo recibe subsidio del gobierno federal en la compra de leche a productores. “Liconsa no tiene ninguna afectación. Primero que nada el Presidente de la República anunció que el precio de la leche se mantiene en 4.50 pesos, pese a los ajustes y situación económica que atraviesa el país, ese es un gran esfuerzo por parte del gobierno federal porque todos los recortes son a gasto corriente, entonces para los programas no hay una disminución”. No obstante, comentó que en Liconsa tienen la obligación de depurar el padrón de beneficiarios y abrir otros puntos de venta, independientemente de los beneficiarios y lugares que autoricen en la Ciudad de México. El funcionario explicó que las instrucciones de oficinas centrales es “no parar la producción”. La planta ubicada en Santa Isabel Tetlatlahuca cubre una demanda de 110 mil litros diarios, con los que se abastece a Hidalgo, Puebla y a una parte del Estado de México. Sin embargo, el funcionario federal refirió que habrá restricciones en el gasto corriente. En ese sentido, precisó que “lo principal que nos ha comentado el director general, Héctor Pablo Rodríguez Puga, es ‘la producción no para, la producción debe ser lo principal en toda las plantas’. Son 10 plantas con las que cuenta el país y están comprometidas con la producción. Nosotros también nos vamos a amarrar el cinturón, obviamente nuestro presupuesto baja en términos de gasto corriente, tenemos que sujetarnos en gastos de gasolina, combustible para las calderas, de viáticos, teléfono fijo, todos esos gastos tenemos que apretarnos porque nosotros vivimos de lo que vendemos”. Además, el gerente aclaró que “si nosotros no vendemos la leche no tenemos dinero líquido para estar pagando nuestro quehacer diario, así es que el subsidio que el gobierno le da a Liconsa sólo es para la compra de leche fresca a productores nacionales, no es para la operatividad de las plantas, la operatividad se da gracias a la venta de la leche comercial y la recuperación de la de abasto social”, dijo el funcionario. Luis Roberto Lastiri Quirós recordó que el programa federal Liconsa cuenta con marcas comerciales que ayudan a mantener el subsidio; dichos productos se venden en centros comerciales y en tiendas Diconsa.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles